Eurozona ofrece a Grecia 30,000 millones de euros de apoyo

BRUSELAS (AP) — En un intento desesperado para frenar la crisis de deuda griega que ha sacudido el euro, las naciones de la Eurozona ofrecieron el domingo a Grecia un salvavidas financiero de 30, 000 millones de euros en préstamos disponibles este año, pero Atenas se abstuvo de aceptar el dinero de inmediato.

Olli Rehn, el director de la UE para asuntos monetarios, dijo que el Fondo Monetario Internacional haría también una "contribución sustancial", probablemente de aproximadamente 10,000 millones de euros.

El plan de salvamento financiero, centrado en un borrador que los líderes de la UE acordaron el 25 de marzo, fue otro intento de calmar a los mercados, que han estado vendiendo bonos griegos en los últimos días. Los mercados consideraban la promesa de marzo como poco clara y con tantas restricciones que sería difícil para Grecia acceder al dinero.

Como resultado, los inversionistas exigieron altas tasas de interés antes de prestarle de nuevo al gobierno griego, mientras éste sufría dificultades para no tener que caer en moratoria de pagos. Grecia también ha de pagar 54 millones de euros (72 millones de dólares) en deuda este año. El país dijo que no podía aceptar tasas de interés tan altas.

En una teleconferencia por video, los ministros de Finanzas de la eurozona de 16 países acordaron crear una compleja fórmula de tres años que genera una tasa de interés "de aproximadamente el 5%".

Esa cifra es menor que las tasas comerciales de mercado, las cuales han subido por encima del 7% en préstamos a 10 años durante las últimas semanas debido a la crisis de deuda. La tasa de interés es, sin embargo, mayor que lo que los beneficiarios del Fondo Monetario Internacional suelen pagar.

Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo, y la canciller alemana Angela Merkel insistieron en que Grecia no ha de caer en tasas de interés por debajo del nivel del mercado que conduzcan a un subsidio de la UE debido al previo mal comportamiento del país.

"Este no es ciertamente ningún subsidio" a Grecia, dijo Rehn en una conferencia de prensa.

La prueba clave será ver si el anuncio del domingo restablece la confianza en que Grecia no caiga en moratoria de pagos y se le otorgue una oportunidad para recibir préstamos a tasas de interés más bajas. Con las tasas de la semana pasada, Grecia tendría que haber pagado más del doble de lo que paga Alemania.

Grecia hizo ninguna solicitud inmediata para activar el nuevo plan de salvamento de la UE. El ministro de Finanzas griego, George Papaconstantinou, dijo a reporteros en Atenas que el gobierno buscará continuar captando préstamos, probablemente dando por descontada una reducción en esas tasas cuando los mercados vuelvan a abrir el lunes.

Grecia ha estado gastando más allá de sus medios durante años, acabando con un déficit presupuestario en 2009 de 12,9% de su Producto Interno Bruto. La revelación de su grave situación financiera golpeó al euro y lesionó la confianza de los mercados, elevando aún más los costos de captación de recursos para Grecia.

Atenas planea recortar su déficit a 8,7% del PIB este año y ha lanzado un programa de austeridad de 4,800 millones de euros (6.500 millones de dólares) que reducirá los salarios del sector público, congelará las pensiones y elevará los impuestos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes