Ex ejecutivo de Vivendi encara cargos por engaño

PARIS (AP). Jean-Marie Messier, quien transformó una anticuada empresa de agua en el conglomerado de comunicación Vivendi Universal, fue juzgado este miércoles en París acusado de engañar a los inversionistas sobre la salud financiera de la empresa mientras se endeudaba por miles de millones de dólares y casi causando su bancarrota.

Messier es juzgado junto con otros seis acusados, entre ellos el estadounidense Edgar Bronfman, ex ejecutivo de Vivendi y ahora director general de Warner Music Group. Messier podría encarar hasta cinco años de cárcel y una multa de 350,000 dólares de ser hallado culpable.

En el juzgado, Messier se mostró contrito y admitió los errores, pero insistió que sus decisiones estratégicas fueron adoptadas en interés de la empresa.

"¿Cometimos errores en la estrategia? Sí, sin duda. Como director, me responsabilizo de ellas", agregó. Reconoció su fracaso por no haber anticipado los problemas tecnológicos en el mundo de los medios de comunicación.

"Ciertas decisiones que adopté _ que colectivamente pudimos adoptar _ resultaron ser no exactamente las mejores", agregó el financiero.

Messier, otrora el Midas de las finanzas francesas, dijo que en 2002 obtuvo una reputación por "exceso de provocación", en referencia a su declaración de que había muerto la "excepción cultural" de Francia.

En un juicio similar en Nueva York, un tribunal federal de Manhattan falló en enero contra Vivendi SA y a favor de los accionistas estadounidenses y europeos, según los cuales la empresa mintió sobre el estado de sus finanzas. Empero, el juez agregó que Messier no era responsable.

En la demanda de Francia, Vivendi SA es uno de los demandantes, junto con los accionistas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes