FMI elogia a Bolivia y gobierno dice que no aplicó recetas

LA PAZ (AP). El Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó el desempeño macroeconómico de Bolivia y elogio las políticas sociales del presidente Evo Morales aunque el gobierno aclaró que no siguió las recetas del organismo financiero para enfrentar la crisis internacional.

Gilbert Terrier, subdirector para el Hemisferio Occidental del FMI, dijo el lunes que la escasa exposición del país a las corrientes financieras mundiales y las políticas macroeconómicas del gobierno "suavizaron el impacto de la crisis internacional" y permitirán que la economía de Bolivia crezca un 3% este año, uno de los niveles más altos y con la tasa de inflación más baja.

"Bolivia fue prudente al ahorrar una buena parte de sus ingresos fiscales durante el periodo de expansión", dijo Terrier. "Esto le está permitiendo aplicar una política fiscal contracíclica en el año 2009, incluyendo mayor inversión pública para apoyar la demanda interna y políticas de protección social".

"La política social del gobierno es algo positivo y es importante para la sostenibilidad del modelo económico", acoto el funcionario que llegó a Bolivia para presentar el lunes las perspectivas económicas en la región posterior a la crisis financiera internacional.

Un "manejo prudente" de las políticas, un ahorro en los tiempos de vacas gordas y un adecuado balance de los ahorros y gastos, y la "política de protección social" fueron, según Terrier, las virtudes del modelo boliviano a pesar de su alta vulnerabilidad a los precios de las materias primas.

Un 70% de los ingresos del país llegan por la venta de materias primas, principalmente gas natural y minerales. Las perspectivas de corto plazo para los países exportadores de materias primas son más favorables dada la recuperación de precios, según el FMI.

Es la primera vez que el organismo presenta su informe anual en Bolivia pese a que, desde el 2006, el gobierno conduce la economía del país al margen del asesoramiento de esa organización y con la que mantiene diferencias "ideológicas" , destacó por su parte el ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce.

Arce dijo que a contracorriente de lo que aconseja el FMI, Bolivia seguirá con su política de estimulación económica desde el Estado porque ello le está permitiendo mejores resultados en la lucha contra la pobreza y la distribución de ingresos.

Aseguró que la nacionalización de los hidrocarburos decretada por Morales en 2006, permitió la "redistribución de los ingresos".

No obstante, el crecimiento del PIB boliviano cayó este año a la mitad de lo que alcanzó en 2008 cuando superó el 6%.

Respecto a la región, Terrier sostuvo que la crisis financiera internacional ha tenido un fuerte impacto sobre la región, pero que lo peor ya pasó y muchas economías han comenzado a recuperarse.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes