Fabricante de teléfonos taiwanés busca competir con Apple

BEIJING (AP) — El este de Asia es la gran fábrica de productos electrónicos para el mundo entero, pero al menos que éstos sean japoneses, los productores son casi todos anónimos.

Ahora, HTC Corp., un fabricante de teléfonos inteligentes de Taiwán, está saliendo de las sombras e intentando imponer su propia marca al competir con el iPhone de Apple.

HTC provee a compañías como Verizon, Sprint y T-Mobile, pero la compañía sostiene que hace un año apenas uno de cada 10 estadounidenses conocía su nombre. Con la ayuda de empresas de servicios de telefonía celular y sus propios anuncios durante la Serie Mundial de béisbol, HTC señala que el número ha aumentado a 40%.

"Queremos ser uno de los líderes", dijo John Wang, jefe de mercadeo.

Al intentar establecer una marca global, HTC está siguiendo los pasos de otra compañía de Taiwán, Acer Inc., que batalla con Dell Inc. por el título de segundo productor mundial de computadoras personales. Otras marcas taiwanesas en ascenso son la productora de programas Trend Micro Inc. y Asustek Computer Inc., una fabricante de computadoras y celulares.

El camino de HTC se ha visto dificultado porque durante muchos años las compañías de servicios en Estados Unidos prefirieron ofrecer los teléfonos bajo sus propias marcas.

Esto empezó a cambiar en el 2007, momento en el que la marca HTC empezó a aparecer en teléfonos, cuando las compañías de servicios celulares se dieron cuenta que la compañía tenía cierto encanto entre los usuarios que empezaron a usar los teléfonos.

El Droid Incredible, vendido por Verizon Wireless; el HD2, vendido por T-Mobile USA; y el Hero, vendido por Sprint Nextel Corp, son algunos de los productos de la compañía en Estados Unidos.

Pero incluso actualmente, HTC cuida sus lazos con los proveedores celulares al promover su marca de manera no muy agresiva. Estos vínculos son clave en Estados Unidos, Japón y otros mercados en los cuales los proveedores eligen los teléfonos que ofrecerán a sus clientes. En Europa y el resto del mundo, los consumidores escogen sus propios teléfonos y luego se subscriben al servicio de forma separada.

"No creo que se debería convertir en un 'teléfono destino' porque eso es muy arrogante", dijo Wang.

Apple no se ha quedado callada con el avance de HTC, que se distingue de la compañía estadounidense de otras formas.

A diferencia de los iPhones, que todos se parecen, HTX trata de fabricar teléfonos para todos los gustos. Mientras que Apple tiene su propia tienda en Internet, HTC se enfoca en teléfonos y los proveedores escogen la música y las aplicaciones que ofrece.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes