Fed: Improbable, aumento de tasas en junio

ETIQUETAS

Los miembros del comité de mercados abiertos de la Reserva Federal no se pusieron de acuerdo en su reunión de abril acerca de si la debilidad económica durante el invierno era temporal o si podía prolongarse. Pero en gran medida coincidieron en que junio sería demasiado pronto como para empezar a elevar las tasas de interés.

Aunque "unos pocos" funcionarios del banco opinaron que la economía estadounidense estaría lista para dichos aumentos en junio, fueron superados en número por "muchos" que consideraron improbable que los datos económicos fueran suficientemente firmes para justificar el incremento en ese mes.

Los puntos de vista divergentes fueron revelados en las minutas de las discusiones del banco central en su reunión del 28 y 29 de abril que fueron difundidas el miércoles. La Reserva ha mantenido su tasa clave cerca de cero desde diciembre del 2008.

La próxima reunión de la Reserva será el 16 y 17 de junio. A principios de año, muchos economistas creían que junio era la fecha más probable para el primer aumento en las tasas. Pero muchos han corrido la fecha probable hasta septiembre, o más allá, dada la inesperada debilidad a comienzos de año.

La economía general, medida según el producto bruto interno, creció apenas a un ritmo del 0,2% en el primer trimestre. La cifra bien podría ser revisada por el gobierno la semana próxima para indicar que la economía de hecho se contrajo durante el período.

En su declaración al término de la última reunión, la Reserva dijo que la baja de crecimiento registrada durante el invierno reflejó en parte "factores transitorios". Pero las minutas de la discusión demuestran que los funcionarios debatieron cuánto duraría esa debilidad.

"También se esgrimieron varios motivos para argumentar que algunos de los factores que incidieron en la debilidad podrían persistir", dicen las minutas. Y cita "un número de participantes" que supusieron que las exportaciones podrían permanecer deprimidas debido a la mayor firmeza del dólar y que las inversiones comerciales podrían seguir afectadas por la fuerte caída en el precio del petróleo.

Algunos funcionarios notaron que la caída en los precios de los combustibles no se ha reflejado en el gasto del consumidor, mientras que otros opinaron que han aumentado los riesgos al crecimiento desde la reunión de marzo.

Pero los formuladores de políticas también dijeron que el fin del duro invierno y la resolución de una disputa laboral en la costa oeste sustentaban su argumento de que la lentitud económica será transitoria.

Las minutas revelaron que se discutió si deberían formular "una indicación explícita" de que era inminente un aumento de tasas en algún tipo de comunicación entre reuniones. Pero esta idea fue rechazada por otros que dijeron que el banco central debe seguir evaluando el momento oportuno para el primer aumento de tasas de una reunión a otra.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes