Fitch degrada deuda de Portugal a categoría de basura

LISBOA (AP). La agencia internacional de clasificación crediticia Fitch degradó el jueves la calificación de deuda de Portugal a categoría de basura ante su alto nivel de deuda y sus sombrías posibilidades económicas. La medida fue tomada mientras el país estaba paralizado por un huelga general.

Fitch dijo que degradó a Portugal un punto, a BB+ , de BBB-.

La agencia dijo que tomó la medida en vista de que Portugal atraviesa por un "gran desequilibrio fiscal, un alto nivel deuda en todos los sectores y un panorama macroeconómico adverso".La medida constituye otro revés a los esfuerzos de Portugal de restablecer su salud fiscal después de que recibió un paquete de rescate de 78.000 millones de euros (104.000 millones de dólares) a principios de año a fin de evitar que cayera en la bancarrota.

El gobierno ha recortado el gasto y ha aumentado los impuestos, medidas que llevaron a una huelga general el jueves.

Una huelga general provocaba interrupciones en el transporte público de Portugal mientras los sindicatos luchan contra las medidas de austeridad adoptadas por el gobierno a cambio de un rescate internacional de 78.000 millones de euros (104.000 millones de dólares).

El paro de 24 horas sucede en medio de los crecientes apuros mientras Portugal, una de las economías más frágiles de Europa, eliminó empleos y se hunde cada vez más en la recesión.

Los pasajeros enfrentaron severas interrupciones. Más de 470 vuelos internacionales fueron cancelados mientras casi un millón de pasajeros tuvieron que llegar a sus destinos sin los servicios normales de autobús o trenes. El metro de Lisboa estuvo cerrado todo el día.

Oficinas de gobierno, escuelas, el servicio postal, la recolección de basura y otros servicios públicos también es probable que se vean interrumpidos gravemente, dijeron las autoridades.

Las dos confederaciones sindicales más grandes del país, que representan a más de 1 millón de trabajadores del estado, se oponen al aumento de impuestos y recortes salariales y en las prestaciones de asistencia social. La tasa de desempleo ha aumentado a 12,4% en medio de una nueva recesión.

Portugal fue sometido a un programa de tres años para aplicar medidas de reducción de la deuda a cambio del paquete de rescate financiero de sus socios europeos y el Fondo Monetario Internacional. El gobierno de coalición de centro-derecha, que tiene una mayoría absoluta en el Parlamento, y el Partido Socialista, la oposición de centro-izquierda, autorizaron las condiciones del rescate en mayo.

Si el país no cumple con los términos del rescate, podría detenerse la ayuda financiera.

Pero al igual que el Grecia e Irlanda, otros países de la zona euro que necesitaron un salvavidas financiero, la caída en los estándares de vida ha desatado la indignación por las medidas de austeridad.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes