Florida pierde su encanto: atrae cada vez menos gente

ETIQUETAS

ORLANDO, Florida (AP). Florida era un imán irresistible que atraía cantidades de personas de otros estados ansiosas por disfrutar del sol y la tranquilidad de esta península. Pero parece estar perdiendo sus encantos.

Un marcado descenso en la cantidad de solicitudes de licencias de conducir presentadas por personas de otros estados deja en claro esa tendencia. En los últimos cinco años se redujo en un 30% la cantidad de solicitudes, según comprobó la AP en una investigación. En el 2008 hubo 410,000 solicitudes, comparado con las 585,000 del 2003.

Los neoyorquinos son quienes más se están resistiendo al traslado y actualmente hay 34,000 solicitudes menos que hace cinco años. Ello representa una merma de casi el 50%. Luego viene Nueva Jersey, con 11,000 solicitudes menos.

Abundan las teorías acerca de por qué le gente ya no se entusiasma tanto con la Florida. La recesión. La crisis en el mercado hipotecario. Los huracanes. Los altos costos de los seguros. Los problemas con los planes de pensiones. También podría incidir el hecho de que la gente parece haber superado el trauma de los ataques del 11 de septiembre del 2001, que según el demógrafo Jan Vink empujó a muchos neoyorquinos a radicarse en la Florida. El movimiento migratorio hacia la Florida tuvo su punto culminante en el 2005. A partir de ese año decayó y Vink no sabe bien cuáles fueron las razones.

"¿Será que las viviendas están demasiado caras?", pregutó Vink, quien trabaja para la Cornell University en Nueva York. "¿O que la gente comenzó a preocuparse por la desaceleración económica?".

Otros estados que atraen nuevos residentes también han registrado una merma en la llegada de personas de afuera. Pero el fenómeno es más marcado en la Florida.

United Van Lines, empresa de carga que prepara un informe anual sobre los movimientos de personas en base a las mudanzas que hace, dijo que en otros estados cálidos como Alabama, Arizona, Nevada, las Carolinas y Texas el año pasado llegó más gente de la que se fue.

Pero en la Florida la cosa fue más equilibrada y salieron casi tantos cargamentos como los que llegaron. En el 2003, la misma compañía de mudanzas dijo que por cada tres cargamentos que llegaban al estado, salían dos.

La llegada de gente nueva ha sido uno de los motores que impulsa la economía en este estado de 19 millones de personas. Atraídas por su clima templado y viviendas relativamente baratas, los nuevos residentes compraron casas, incrementaron las arcas fiscales y generaron demanda de nuevos centros comerciales, escuelas y otros servicios.

El crecimiento de la población fue de entre el 2 y el 2,5% en la última década. En el 2008, sin embargo, bajó un 0,7%. El estado tiene su mayor desempleo en 16 años (en diciembre llegó al 8,1%) y una de las tasas de embargos hipotecarios más altas del país.

Adele Coble se trasladó hace poco de San Luis a Miami Beach y dice haber visto "cosas bastante feas", como gente que se queda sin trabajo y amigos que tienen que mudarse de sus departamentos porque los propietarios han sido embargados.

"Es inquietante", expresó Coble, quien tiene 26 años y llegó el año pasado junto con su novio, que había sido contratado por una empresa de Miami. Ha estado haciendo colaboraciones con una firma sin fines de lucro mientras busca un trabajo a tiempo completo. Admite que disfruta cuando llama a su familia en el norte y le comenta que está de pantalones cortos y sandalias, mientras ellos sufren con el frío del invierno.

Para Mike DeBartolo, su traslado a la Florida fue fundamental para su empresa de cargas, al margen de lo que digan las estadísticas. Vino en junio, procedente de Carolina del Norte, y se radicó en el condado de Broward, cerca de Fort Lauderdale.

"Necesitaba estar aquí por mi negocio", dijo DeBartolo, de 36 años, cuya empresa funciona mayormente desde Port Everglades, en las afueras de Fort Lauderdale, y el puerto de Miami. "Este es el sitio ideal para mí pues la mayoría de nuestros clientes están en Latinoamérica".

Para quienes siguen mudándose a la Florida, el estudio de la AP indicó que los condados de Miami-Dade y Broward, en el sur, siguen siendo los principales destinos.

El condado de Orange, donde se encuentra Orlando, desplazó del tercer puesto al de Palm Beach.

Los demógrafos no saben si la tendencia actual es algo temporal o se mantendrá.

"Cuando mejore le economía, ¿vendrán aluviones de neoyorquinos?", preguntó Warren Brown, demógrafo de la Universidad de Georgia. "Esa es una posibilidad. La otra es que la Florida puede haber perdido definitivamente su encanto por los altos costos de los seguros y otros servicios".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes