Fracasan conversaciones en Grecia sobre rescate financiero

ATENAS (AP). El rescate financiero crucial para Grecia por 130.000 millones de euros (173.000 millones de dólares) quedó el jueves al parecer en el limbo, porque los partidos de la coalición del gobierno rechazaron las nuevas medidas de austeridad severas exigidas por los acreedores.

Al término de las reuniones maratónicas con los dirigentes de los partidos y con los inspectores internacionales de la deuda, que concluyeron casi a las cinco de la mañana (0300 GMT), el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, viajó a Bruselas para reunirse con las principales autoridades de la Unión europea a fin de rescatar el acuerdo y evitar la insolvencia de su país.

Las conversaciones en Atenas se estancaron debido a que los dirigentes de los tres partidos de la coalición de gobierno en Grecia aprobaron nuevas medidas de austeridad radicales pero rechazaron las exigencias de que se recorten las pensiones en 300 millones de euros (398 millones de dólares) y se hagan reducciones adicionales a los gastos por 325 millones de euros (431 millones de dólares).

Las cantidades son relativamente pequeñas en comparación con el rescate financiero, pero si Atenas no las asume podría incurrir en marzo en una moratoria de pagos de posibles consecuencias devastadoras.

Venizelos hizo un exhortó dramático a los dirigentes de la coalición para que resuelvan pronto sus diferencias y advirtió que la "supervivencia (de Grecia) en los próximos años" depende del rescate financiero y del acuerdo concertado con los acreedores privados para la reducción de la deuda.

"Esto determinará si el país continúa en la Eurozona o si se queda en peligro su lugar en Europa", apuntó. "No cabe más el oportunismo: debemos mirar a los griegos a la cara, cuidar el interés nacional y el interés de nuestros hijos", agregó.

Los inspectores de la deuda de la troica, integrada por la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, conversaron durante cinco horas con el primer ministro Lucas Papademos, Venizelos y el ministro del Trabajo, Giorgios Koutroumanis.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes