Francia, Bélgica y Luxemburgo acuerdan plan sobre Dexia

BRUSELAS (AP). Los gobiernos de Francia, Bélgica y Luxemburgo dijeron el domingo que aprobaron un plan para el futuro del agobiado banco Dexia después de que sus acciones se desplomaron la semana pasada entre temores de que podría declararse en bancarrota.

En un comunicado de tres oraciones emitido por la oficina del primer ministro belga, las tres naciones dijeron que apoyan una propuesta de la administración del banco que será presentada a su junta de directores, pero ofreció pocos detalles. La junta tuvo una reunión de emergencia a última hora del domingo en Bruselas entre reportes de que el banco podría dividirse.

Un vocero señaló que funcionarios del banco realizarían una conferencia de prensa a última hora del domingo o el lunes temprano.

El domingo, el diario belga Le Soir, citando fuentes, reportó en su sitio en internet que el gobierno belga acordó comprar Dexia Bank Belgium a Dexia SA, el grupo bancario franco-belga, por 4.000 millones de euros (5.370 millones de dólares). El gobierno belga sería el único accionista, señaló el diario.

Al preguntársele sobre el reporte, Dominique Dehaene, un portavoz del primer ministro de Bélgica, rechazó hacer comentarios. Dehaene confirmó que funcionarios del gobierno planeaban tener una reunión a última hora del domingo después de la reunión de la junta de directores del banco.

Para Bélgica es particularmente urgente encontrar una solución porque Moody's Investors Service puso el viernes en revisión la calificación Aa1 del país para su posible degradación, debido en parte al esperado gasto para garantizar que los depositarios de Dexia no pierdan dinero.

El gobierno francés también está bajo presión intensa para salvar a Dexia, ya que el banco es uno de los mayores prestamistas a poblados y ciudades de la ciudad.

El comunicado del gobierno, aunque no da detalles, dijo que "la solución sugerida ha sido resultado de consultas intensas con las partes involucradas", entre las que estarían los tres países. Francia y Bélgica se convirtieron en propietarios parciales del banco durante un rescate de 6.000 millones de dólares (7.800 millones de dólares) ocurrido en el 2008. Luxemburgo tiene una participación más pequeña.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes