Francia sigue con reformas tras reducción de calidad crediticia

PARIS (AP). Francia mantendrá las medidas de austeridad después de que fue degradada la calificación crediticia del país, afirmó el sábado el primer ministro, Francois Fillon.

La reducción de la calificación crediticia fue un revés con repercusiones en una Europa sumida en apuros financieros.

Otros países europeos, de Austria a Chipre, criticaron a la agencia evaluadora de riesgo crediticio Standard & Poor's por la serie de degradaciones de deuda que anunció la noche del viernes, las cuales renovaron las interrogantes sobre la influencia que dichas organizaciones se arrogan.

Con esa decisión, los países ya en problemas podrían tener que pagar más para contratar préstamos, reducir la deuda y evitar una nueva recesión.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, dijo que la rebaja en la calificación crediticia de nueve países de la eurozona pone de relieve que Europa tiene un "largo camino" por delante para recuperar la confianza de los inversionistas. Alemania, el motor de la economía europea, mantuvo la calificación de su deuda.

Merkel y Fillon coincidieron en que la decisión de S&P debe impulsar a los países europeos para que apliquen pronto un plan proyectado para fortalecer la disciplina presupuestaria. Alemania y Francia han encabezado las acciones para rescatar a otras naciones de la eurozona luego que el continente ha sido azotado por una crisis tras otra en los dos últimos años.

La agencia Standard & Poor's defendió su decisión y reiteró que los gobernantes de los países europeos afectados deben esforzarse para resolver su crisis de deuda.

El analista Moritz Kraemer, de S&P, dijo en rueda de prensa que las medidas gubernamentales son insuficientes para reestablecer la confianza y afirmó que las medidas de austeridad podrían resultar contraproducentes.

El vocero de S&P, Martin Winn, desestimó las insinuaciones de que las decisiones de la agencia eran políticas y que podrían perjudicar más a las naciones endeudadas. "El registro de seguimiento de nuestras calificaciones de deuda soberana como indicadores de riesgo de impago en el mundo es muy sistemático".

Alemania conservó su calificación máxima AAA de S&P, en cambio la deuda de Francia fue disminuida en un punto a AA, al igual que Austria.

Las calificaciones de Italia y España fueron rebajadas en dos puntos, lo mismo que las de Portugal y Chipre. Otros países degradados fueron Malta, Eslovaquia y Eslovenia.

Fillon aseguró que la degradación confirmó los planes del gobierno, conservador, para establecer más reformas a fin de disminuir la deuda propia, a pesar del temor de que nuevas medidas de austeridad podrían entorpecer el crecimiento económico.

Merkel dijo que la decisión "no entorpecerá el trabajo del fondo de rescate provisional de la eurozona, la Línea de Crédito Europea de Estabilidad Financiera.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes