Fuerte caída de actividad industrial en Argentina

BUENOS AIRES (AFP). La actividad industrial argentina sufrió en abril su sexta contracción mensual consecutiva con un desplome de 9,6% respecto del mismo mes de 2008, señaló hoy sábado un informe de la Unión Industrial Argentina (UIA), que contrasta con los datos difundidos por el Gobierno.

"Durantre el mes de abril de 2009, la producción industrial mostró la sexta caída interanual consecutiva desde noviembre de 2008, luego de 72 meses ininterrumpidos de fuerte expansión", según el informe de la mayor entidad empresarial del país sudamericano.

Pilar del modelo económico de la presidenta Cristina Kirchner, y su marido y antecesor, el ex mandatario Néstor Kirchner (2003-2007), la industria se vio afectada por la crisis económica global, que contrajo exportaciones y redujo la demanda interna.

El informe de la UIA señaló que en el primer cuatrimestre del año la producción fabril se desplomó 9,5%.

Sin embargo, afirmó que en abril la industria creció 1,9% respecto a marzo, "lo cual indicaría un freno en la caída (de la actividad), estabilizándose en torno a niveles de producción que se han ajustado a una menor demanda, tanto interna como fundamentalmente externa".

Los datos contrastan con los divulgados por el gubernamental Instituto de Estadísticas y Censos (INDEC), que reportó en abril una caída de 1,4% respecto a igual mes del año pasado, una baja de 1,8% en el acumulado del primer cuatrimestre, y un avance de 2,3% con respecto a marzo.

En relación a esa brecha entre los índices privados y oficiales, la Justicia investiga una denuncia de la Defensoría del Pueblo contra el gobierno, por presunta manipulación de estadísticas en el INDEC.

Según los índices oficiales, la industria creció 16,2% en 2003, 10,7% en 2004, 8,0% en 2005, 8,4% en 2006, 7,5% en 2007 y 4,8% en 2008.

La presidenta, quién había reconocido que "este será el peor en año en los últimos 100" al dar su mensaje sobre el estado de la Nación ante el Congreso, puso en marcha créditos al sector industrial para evitar que se acentuara la caída productiva y la pérdida de puestos de trabajo.

Kirchner anunció un préstamo de estímulo productivo por 70 millones de dólares a la filial argentina del fabricante automotor General Motors (GM), como parte de un un programa estatal destinado al sector automotor, además de poner en marcha planes de crédito para viviendas, entre otros.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes