Fuerte presión en Grecia para tratar de evitar la bancarrota

ATENAS (AP). Las autoridades de Grecia ingresaron el domingo en su segundo día de conversaciones políticas a puerta cerrada, bajo una presión intensa para garantizar que el país no caiga en bancarrota durante las próximas semanas y permanezca en la eurozona.

El gobierno socialista del primer ministro George Papandreou, que en las primeras horas del sábado sobrevivió a un voto de confianza en el parlamento por escaso margen, dijo que emprendió conversaciones para integrar una coalición temporal que dirija al país en los próximos cuatro meses.

El gabinete de gobierno fue convocado a una reunión a las cuatro de la tarde (1400 GMT).

Papandreou, quien se encuentra en la mitad de su periodo de gobierno de cuatro años, ha prometido efectuar elecciones anticipadas en marzo y ha dicho que está dispuesto a dimitir, pero Antonis Samaras, el dirigente de la conservadora Nueva Democracia, el principal partido opositor, dijo el domingo que no había conversaciones entre ambos partidos.

Samaras reiteró además su postura de que Papandreou renuncie antes de cualquier conversación para formar una coalición.

Samaras hizo sus declaraciones más recientes tras una reunión breve con el presidente Korolos Papoulias, quien tiene un cargo principalmente ceremonial y ha exhortado a las dos partes principales a colaborar.

La crisis política pone en peligro un nuevo plan de rescate de 130.000 millones de euros (180.000 millones de dólares) acordado el 27 de octubre.

Los socios de la Unión Europea y los acreedores de Grecia exigen a Papandreou y otros dirigentes políticos que formen un gobierno de coalición, tras el fallido intento de Papandreou para convocar un referéndum al que se sometería la aceptación del nuevo plan de asistencia.

El portavoz del gobierno, Elias Mossialos, dijo el domingo a la televisión estatal que las conversaciones han comenzado y que el lunes se conocería el nombre del nuevo primer ministro, en cuyo caso Papandreou debe renunciar.

Mossialos dijo después a The Associated Press que sus declaraciones sobre el nuevo primer ministro eran "un deseo personal" y no constituían un anuncio oficial.

El partido de Samaras desmintió que hubiera conversaciones, "ya sea abiertas o tras bambalinas".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes