Funcionarios: Progreso en negociaciones sobre deuda en EEUU

WASHINGTON (AP). La Casa Blanca y los dirigentes republicanos en el Congreso han logrado progresos significativos en busca de un acuerdo de último minuto para que el país evite caer en mora la próxima semana, informaron funcionarios el sábado.

Los funcionarios dijeron que las dos partes discuten un plan para elevar el límite de deuda en unos 2,4 billones de dólares y realizar recortes al gasto por un monto un poco mayor, en dos etapas. La primera etapa _de aproximadamente un billón de dólares_ entraría en vigor de inmediato y la segunda a finales del año.

El acuerdo que se discute requeriría también que el Congreso vote una enmienda a la Constitución, para lograr un presupuesto equilibrado. Sin embargo, la aprobación de esa medida no constituye un requisito.

Un funcionario dijo que ambas partes se pusieron de acuerdo en los conceptos generales, pero agregó que hay varios detalles que tienen resueltos y no es seguro que se llegue a un acuerdo final.

Sin embargo, la noticia de un avance trascendente después de semanas de estancamiento ofreció el más solido indicio hasta ahora de que se podría evitar un cese de pagos que devastaría la economía.

Los funcionarios hablaron a condición de permanecer anónimos, tras destacar la índole delicada de las discusiones.

De no aprobarse una legislación para el 2 de agosto, las autoridades dicen que el Tesoro se quedará sin dinero para pagar todas las cuentas del país. Advierten que un subsecuente cese de pagos podría ser catastrófico para la economía estadounidense y será una onda expansiva en todo el mundo.

El presidente busca que los legisladores aumenten en unos 2,4 billones a 14,3 billones el techo de endeudamiento, lo suficiente para que el Tesoro pueda operar hasta después de las elecciones de 2012. Barack Obama ha aceptado las demandas republicanas para que el déficit se reduzca _sin aumentar los impuestos_ a cambio de un incremento en el límite de la deuda federal.

Sin embargo, el mandatario ha amenazado con vetar cualquier legislación que pueda requerir una segunda votación en el Congreso para que entre en vigor cualquier aumento adicional en la deuda.

Los primeros comentarios sobre el acuerdo alcanzado llegaron por parte del líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, y el líder de la Cámara de Representantes, John Boehner, el principal antagonista de Obama en una contenciosa nueva era de gobierno dividido.

Harry Reid, líder de la mayoría demócrata en el Senado, dijo que "hay muchos elementos que tienen que ser resueltos y todavía hay mucho camino por recorrer".

"Estoy contento de ver este avance hacia la cooperación y el compromiso", agregó en declaraciones hechas el sábado por la noche desde el Capitolio. En tanto, la Casa Blanca no ha comentado al respecto.

___

Los periodistas de The Associated Press Donna Cassata y Matt Yancey en Washington y Lolita Baldor en Afganistán colaboraron con este despacho.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes