Funcionarios argentinos en EEUU para abordar deuda

El secretario de Finanzas argentino Pablo López y otros representantes del país llegaron el martes a Nueva York para sostener negociaciones tendientes a evitar el que sería un segundo impago de deuda de la nación sudamericana en 13 años.

Los funcionarios llevaban varias horas reunidos con Daniel A. Pollack, el mediador designado por la corte estadounidense.

El grupo argentino, que incluye a López, al subprocurador del Tesoro Javier Pargament, y dos abogados, evitó hablar con la prensa a su llegada, pero Pollack dijo: "Hay poco tiempo. Haremos lo que podamos".

El juez federal de distrito Thomas P. Griesa ordenó la semana pasada que se sostengan negociaciones las 24 horas para evitar que el país caiga en mora de pagos al vencerse el plazo el miércoles. Pero las conversaciones han sido esporádicas y no han logrado reunir a representantes de Argentina con abogados de los fondos de riesgo estadounidenses.

A dichos fondos de riesgo se les deben aproximadamente 1.500 millones de dólares de deudas impagas. Argentina ha dicho que no puede cumplir con las órdenes judiciales que requieren que se les pague a los fondos de riesgo si a la mayoría de los tenedores que intercambiaron sus bonos por otros de menor valor en la década pasada se les paga.

Desde hace tiempo la presidenta Cristina Fernández se ha negado a negociar con los fondos de riesgo, encabezados por NML Capital Ltd. del multimillonario neoyorquino Paul Singer, que pasó más de una década litigando para recibir el pago de todo lo que se le debe en lugar de acceder a proporcionar alivio a la deuda de Argentina.

Buenos Aires ha dicho que los fondos estadounidenses son "buitres" por adquirir bonos en una ganga. El gobierno argumenta que pagar dichos fondos probablemente desatará demandas de otros tenedores de bonos en las que exijan que se les pague en los mismos términos.

Eso, dicen las autoridades, costaría hasta 15.000 millones de dólares.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes