G20 pedirá a bancos que aumenten reservas y bajen riesgos

ETIQUETAS

WASHINGTON (AFP). Los países ricos y emergentes del G20 pedirán a los bancos que aumenten sus reservas y reduzcan los riesgos, para estar mejor preparados ante una nueva crisis, una medida que puede tener importantes consecuencias para el sector y la economía mundial.

En la reunión de Pittsburgh, hoy jueves y viernes, los líderes de las principales economías mundiales discutirán nuevas reglas sobre cuánto dinero pueden acumular los bancos en sus cofres y cuánto pueden poner "a trabajar".

El hecho de que los jefes de Estado y gobierno se ocupen de este tipo de detalles sobre el sector financiero revela su importancia para toda la economía.

"Acabamos de tener una enorme caída financiera porque los bancos no tenían un colchón de activos", dijo Simon Johnston, ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), ahora profesor en el Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Según Johnston, las nuevas reglas deben triplicar la cantidad de capital que los bancos deben tener de reserva.

El experto y otros esperan que esas reglas estrictas prevengan una repetición de la actual crisis económica, en la que los bancos no tuvieron reservas suficientes para enfrentar la caída del valor de sus activos, en este caso derivados de deudas dudosas.

La resultante debacle arrastró al banco de inversiones estadounidense Lehman Brothers, dificultó el crédito, detuvo los proyectos de infraestructura, cerró empresas y requirió ayuda multimillonaria por parte de los gobiernos.

Pero algunos críticos argumentan que una reacción desmedida puede dificultar la incipiente recuperación y recortar las ganancias de los principales bancos estadounidenses hasta en un 30%, indica un análisis del Wall Street Journal.

Ello minaría la importancia del sector financiero en el crecimiento económico, del cual ha sido uno de sus motores durante décadas.

De todas formas la caída de fines de 2008 abrió las puertas a los gobiernos y todo indica que están listos a actuar.

Ya en abril el Comité de Estabilidad Financiera, creado por el G20 para evaluar los riesgos sistémicos en la economía, recomendó que los bancos deben tener mayores reservas en tiempos de bonanza.

Sugirió que los países ajusten sus reglamentos para que "la calidad y el nivel de capital en el sistema bancario aumente cuando existen buenas condiciones económicas y que puedan utilizarse en periodos de dificultades".Pese al interés de los líderes, es poco probable que la cumbre del G20 elabore reglas detalladas, y se está lejos de un acuerdo sobre la forma de esos reglamentos, lo que deja a los mercados sin respuesta.

Los países europeos pidieron que se implemente el acuerdo Basilea II de 2004, que ya se aplica en la Unión Europea, pero no está previsto que rija en Estados Unidos hasta 2011.

Basilea II llama a los bancos a tener niveles de fondos propios equivalentes al 8% de sus activos. Pero el secretario del Tesoro estadounidense Timothy Geithner pidió a los líderes del G20 que vayan más allá.

"Hay toda una serie de intenciones que compiten", dijo Nancy Bush, fundadora de NAB Research, que se ocupa del sector financiero.

"Hay tantas que por el momento todos nos encogemos de hombros", dijo.

Bush dijo que pese al comportamiento "heroico" de las acciones de los bancos estadounidenses, habrá problemas en un futuro cercano cuando el mercado empiece a digerir los cambios que se planean.

"Habrá en los próximos años niveles históricos de capital", agregó, lo que impactará en las ganancias de los bancos y en su capacidad de prestar.

Edwin Truman, ex economista del Comité de Política Monetaria de la Reserva Federal, no se mostró tan pesimista.

Pese a que admitió que el crecimimiento económico puede sufrir con los cambios, explicó que la econmía crecería más lentamente, pero de forma más estable.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes