G8 expresa "fuertes preocupaciones" por carestía del crudo

OSAKA, Japón (AP). Los ministros de finanzas del Grupo de los Ocho países industrializados manifestaron el sábado "fuertes preocupaciones" por el pronunciado aumento en el precio del petróleo.

Las elevadas cotizaciones recientes del crudo, de los alimentos y otras materias primas requieren la cooperación entre los miembros del G8 para enfrentar los problemas globales, afirmaron los ministros en una declaración conjunta al terminar una reunión de dos días en Osaka.

Los precios del petróleo que la semana pasada ascendieron a casi 140 dólares por barril y una posible crisis alimentaria causada por la carestía del maíz, trigo, arroz, soja y otros productos figuraron entre los temas abordados en el encuentro.

Los ministros apremiaron a los productores de petróleo para que aumentan la extracción a fin de que contribuyan a estabilizar los precios récord del crudo y de los alimentos. Esta situación, aseguraron, representa una amenaza grave para el crecimiento económico mundial.

La economía global se resiente de incertidumbre y presiones inflacionarias debido al incremento reciente en los precios, indicaron en el texto. "Los elevados precios de las materias primas, especialmente del petróleo y los alimentos, plantean un desafío serio para un crecimiento estable en todo el mundo".

El secretario estadounidense del Tesoro, Henry Paulson, dijo que el ascenso de los precios petroleros a nuevas alturas no era una cuestión causada por los especuladores, sino un problema de la oferta y la demanda. "Esto no es algo que se preste a soluciones de corto plazo", expresó a periodistas al concluir la reunión.

Pero el ministro británico de Economía, Alistair Darling, señaló que los ministros solicitaron al Fondo Monetario Internacional y a la Agencia Internacional de Energía que analicen los factores financieros causantes de la carestía del petróleo y las materias, así como los efectos en la economía global.

"Hay diferencias de opinión sobre los efectos que la especulación ha tenido en los precios", dijo Darling a periodistas.

La agenda del encuentro del G8, que comenzó el viernes, contenía diversos asuntos, como los problemas en los mercados financieros, el desarrollo dirigido por el sector privado en Africa y el calentamiento global.

Los ministros de los países del G8 _Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón y Rusia_ hicieron igualmente preparativos para la cumbre del mes próximo en la ciudad norteña de Hokkaido.

Al terminar las discusiones el sábado, los ministros observaron algunas mejorías recientes en los mercados financieros, agobiados por la crisis crediticia e hipotecaria en Estados Unidos. Pero los problemas persisten, dijeron.

"La economía mundial sigue enfrentando la incertidumbre", indicaron en la declaración. "Permaneceremos vigilantes y seguiremos tomando las acciones apropiadas, individual y colectivamente".

Algunas versiones informativas habían especulado que los ministros tenían entre sus prioridades analizar la debilidad reciente del dólar, responsabilizada en parte del aumento en el crudo y de la inquietud sobre el crecimiento.

"No hubo conversaciones en particular sobre divisas extranjeras en la reunión del G8 hoy", dijo el ministro japonés de Finanzas, Fukushiro Nukaga, en declaraciones a periodistas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes