GM y Chrysler defienden cierres frente al Senado

WASHINGTON ( AP). Ejecutivos de General Motors y Chrysler defendieron hoy miércoles su decisión de cerrar cientos de concesionarios por todo el país, alegando que la maniobra era inevitable mientras luchan por superar la bancarrota y sobrevivir.

Fritz Henderson, presidente de GM, y James Press, presidente de Chrysler, dijeron a la Comisión de Comercio del Senado que existen demasiados concesionarios y que muchos de ellos fueron creados en las décadas de 1940 y 1950, cuando ambas empresas automotrices eran líderes mundiales.

Ahora que las compañías han perdido terreno frente a competidores internacionales, GM y Chrysler tiene que recortar todas sus operaciones para lograr ser rentables, agregaron.

Henderson dijo que reinventar a GM está resultando "bastante doloroso" para la compañía, sus clientes y los distribuidores que venden los automóviles y que muchas veces "son la cara de GM".

Sin embargo, el presidente de la comisión, Jay Rockefeller, insinuó que ambas automotrices están abandonando a sus clientes y distribuidores.

" No creo que debería permitirse que las compañías obtengan el dinero de los contribuyentes durante una rescate financiero y luego dejen que los distribuidores locales y los clientes se defiendan por si mismos sin un aviso de antelación y sin ayuda", dijo el demócrata en un discurso ya preparado. " Eso simplemente está mal".

Chrysler LLC ha identificado 789 concesionarios que espera cerrar la semana que viene, lo que supone un cuarto de la red de concesionarios de la compañía. El fabricante de automóviles, con sede en Auburn Hills, Michigan, ha sido criticado duramente por la legislatura por informar de los cierres con apenas tres semanas de antelación.

Los concesionarios de Chrysler que cerrarán han vendido o redistribuido un 90% de su inventario de vehículos a través de un programa de la compañía, explicó Lisa Barroz, portavoz de la automotriz.

General Motors Corp., el mayor fabricante de automóviles en Estados Unidos, informó a 1,100 concesionarios que no planea renovar sus acuerdos de franquicia a finales de 2010. La compañía espera cerrar otros 900 concesionarios a través de bajas o vendiendo o dejando de fabricar las marcas Hummer, Pontiac, Saab y Saturn.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes