GM: Operaciones en China no serán afectadas por bancarrota

BEIJING (AP). La filial china de General Motors no será afectada por la bancarrota de la compañía y planea abrir una nueva fábrica en los próximos cinco años aunque la automotriz cierre plantas en Estados Unidos, dijo hoy martes el presidente de esa unidad.

GM China tiene un rápido crecimiento y mantendrá su plan de cinco años que pronostica que sus ventas anuales se duplicarán para llegar a dos millones de vehículos y que lanzará 30 nuevos modelos, el presidente Kevin Wale dijo a un grupo de periodistas.

Wale dijo que la operación en China no está incluida en el pedido de protección federal presentado ayer lunes en un tribunal de quiebras de Nueva York y que el plan de negocios de la unidad tiene financiamiento completo asegurado.

"Nuestras operaciones funcionan por separado, dan ganancias, tienen buen financiamiento y generamos nuestros propios fondos para inversiones futuras", dijo Wale. "No prevemos ningún cambio en nuestras actividades de crecimiento".

GM es una de las automotrices más grandes de China, donde las sólidas ventas han sido un raro oasis de buenas noticias para las frabicantes internacionales de autos para quienes la demanda en otras regiones se ha derrumbado. Las ventas mensuales en China sobrepasaron las de Estados Unidos en lo que va de este año.

GM China vendió 670,000 vehículos en los primeros cinco meses de este año, un incremento de 33% respecto del mismo período del año pasado, dijo Wale. Agregó que las ventas de mayo, de 156,000 unidades, significaron un incremento de 75% sobre el mismo mes de 2008.

La demanda es tan fuerte que la unidad espera tener que agregar una fábrica antes de cinco años pero todavía no ha tomado decisiones respecto de la ubicación y otros detalles, dijo el ejecutivo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes