Geithner: EU promete controlar déficit

BEIJING (AP). El secretario del Tesoro estadounidense Timothy Geithner prometió hoy lunes en China, el acreedor más grande de Estados Unidos, que la administración Obama atacará el creciente déficit fiscal de su país.

Ante estudiantes de la prestigiosa Universidad de Peking, donde Geithner estudió hace casi treinta años, el secretario dijo que, una vez que pasen la recesión y la crisis financiera, el gobierno pondrá las cuentas de Estados Unidos en regla.

"Al recuperarnos de esta crisis sin precedentes, vamos a recortar el déficit fiscal, vamos a eliminar el apoyo gubernamental extraordinario que hemos instituido para sobreponernos a la crisis", dijo Geithner.

El discurso fue la primera parada de una estadía de dos días en China y los estudiantes le hicieron preguntas difíciles sobre el dinero que China ha invertido en documentos y bonos del Tesoro estadounidense.

China es el mayor tenedor de valores del Tesoro como resultado de más de una década de superávits comerciales con Estados Unidos.

"Los activos financieros chinos están seguros. Tenemos los mercados financieros más profundos, más líquidos del mundo", dijo Geithner en una de sus respuestas.

Más tarde, el secretario y otros funcionarios del Tesoro se reunieron en el Gran Salón del Pueblo con el vice primer ministro Wang Qishan y funcionarios económicos chinos en preparación para las conversaciones de alto nivel que las dos naciones sostendrán este verano.

El Tesoro anunció que David Loevinger será el coordinador de esas conversaciones en el departamento y David Dollar será el representante de la agencia en China.

Geithner también dijo que la recesión global parece estar perdiendo fuerza pero que sería clave que Estados Unidos y China instituir reformas económicas importantes para que el mundo funcione de una manera más estable.

Geithner dijo que, para una transición exitosa a una economía global más estable y equilibrada, se necesitarán cambios sustanciales en políticas económicas y regulaciones financieras en todo el mundo y en especial en la primera y tercera economía del mundo.

"Cuan exitosos seamos en Washington y Beijing será críticamente importante para la fortuna económica del resto del mundo", dijo Geithner en su discurso.

El principal vocero económico de la administración Obama busca utilizar su primer viaje a China como secretario del Tesoro para buscar vínculos más cercanos con ese país e intentar dejar atrás años de disputas comerciales entre las dos naciones.

Camino a Beijing, Geithner le dijo a periodistas que quería generar con China el mismo tipo de relación de trabajo que Estados Unidos tiene con los principales poderes europeos.

Durante su discurso, Geithner elogió largamente la transformación económica que China ha realizado y evitó hacer énfasis en las disputas comerciales anteriores, como la campaña insistente del gobierno de George W. Bush para obligar a China a que dejara que su moneda, el yuan, se apreciara frente al dólar.

Geithner habló con optimismo de la economía global, al señalar ciertos factores en Estados Unidos que indican que se está deteniendo la gran caída de la actividad económica que ocurrió el año pasado cuando comenzó la crisis financiera.

"La recesión global parece estar perdiendo fuerza... El sistema financiero está empezando a sanar", dijo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes