Geithner: Obama no quiere subir impuestos a clase media

WASHINGTON (AP). El secretario del Tesoro Timothy Geithner reconoció hoy martes que el gobierno federal tuvo que adoptar algunas "medidas altamente ofensivas" para ayudar al país a superar la crisis financiera hace un año.

Empero, agregó en una entrevista televisada que la situación es ahora "dramáticamente diferente", aunque es demasiado pronto para afirmar que la economía ha iniciado un repunte.

"Hace un año nos encontrábamos al borde de una corrida (bancaria) total, parecida a la Depresión de los años 1930", dijo Geithner en una entrevista transmitida por la cadena de televisión ABC. Agregó que "el mayor temor, y el mayor desafío, son ahora asegurarnos que cambiamos las normas para que no vuelva a repetirse".

Preguntado por los cálculos de un déficit de 1,6 billones (correcto) y el creciente endeudamiento con otros países, Geithner dijo que el gobierno desea evitar aumentar los impuestos a los ingresos de la clase media. El secretario destacó la promesa del presidente Barack Obama formulada durante su campaña electoral que no lo haría y agregó que el mandatario sigue "muy decidido" a cumplirla.

Agregó que aún no se puede saber cuándo permitirá el gobierno que expire el plan de préstamos a las instituciones financieras (conocido por sus iniciales inglesas de TARP) ni tampoco pudo precisar cuándo se desprenderá Washington de su participación directa en la industria automotriz de Detroit, aunque reconoció que seguramente no será antes de un año.

Reconoció además que en gran parte, la intervención de Washington en el sector privado no ha sido bien recibida por amplios sectores del público y agregó que el gobierno "tuvo que hacer alguna cosas altamente ofensivas para compensar el daño. ... Pero saldremos de esto lo antes posible".Sobre los déficit presupuestarios, Geithner dijo que "los estadounidenses entienden que tenemos una situación fiscal insostenible. Con el tiempo tenemos que reducir estos déficit" y agregó que el país "debe poner en orden nuestra casa fiscal". Insistió además que Obama se opone tajantemente a un aumento general del impuesto a los ingresos a las personas que ganen menos de 250,000 dólares anuales.

El secretario reconoció que aunque mejoró la situación frente a la de hace un año, "diría que no hay aún una recuperación".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes