Geithner viaja a China en época muy vulnerable para EU

WASHINGTON (AP). El primer viaje de Timothy Geithner a China como secretario del Tesoro se registra en un momento especialmente vulnerable para el gobierno del presidente Barack Obama.

Empantanado en una recesión brutal, Estados Unidos necesita que Beijing acreciente sus compras de productos norteamericanos, que permita una revaluación de su divisa y que adopte otros pasos para reducir la enorme brecha comercial. También exige que China enfrente cualquier amenaza militar de Corea del Norte.

El problema es que el poderío de Washington ha menguado en tanto el poder de China sobre Estados Unidos ha crecido.

China se ha convertido ahora en el principal acreedor de Estados Unidos. Para marzo de 2009, tenía en su poder 768,000 millones de dólares en bonos del Tesoro norteamericano, alrededor de 10% de la deuda pública.

Estados Unidos necesita el dinero de China para financiar sus déficit presupuestarios, que están acrecentándose rápidamente a medida que Washington intenta poner fin a la recesión y apuntalar su sistema bancario. El gobierno de Obama estima que el déficit presupuestario será este año de 1,840 billones de dólares, el cuádruple del déficit de 2008.

Aún así, mientras Geithner viaja hoy sábado a China para reunirse el lunes y el martes con altos funcionarios chinos, entre ellos el presidente Hu Jintao, tratará de concretar un objetivo ambicioso: persuadir a Beijing que adopte normas a fin de transformar un país de ahorristas en otro de consumidores.

El gobierno de Obama, como las administraciones anteriores de George W. Bush y Bill Clinton, está convencido de que la clave para una economía global próspera radica en buena medida en China.

Quiere que Beijing acreciente sus gastos internos y dependa menos de sus exportaciones descomunales.

De esa manera, podría reducirse el déficit comercial entre China y Estados Unidos, pues China, un país de más de 1.500 millones de habitantes, podría adquirir más productos norteamericanos.

Sin embargo, los chinos tienen otras prioridades. Les preocupan mucho las deudas contraídas por Estados Unidos. En marzo, el primer ministro de China, Wen Jiabao, dijo: "Hemos prestado una gran cantidad de dinero a Estados Unidos y nos preocupa la seguridad de nuestros bienes".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes