Gobierno pide a LAN Argentina desalojar aeropuerto

BUENOS AIRES, Argentina (AP). El gobierno argentino emitió una orden de desalojo de un hangar del aeropuerto cercano al centro de Buenos Aires para la mayor aerolínea de América Latina. La medida la forzaría a detener sus operaciones de vuelos nacionales mientras la compañía busca un amparo judicial que impida la evacuación.

La medida podría dar a Aerolíneas Argentinas, la compañía aérea estatal, la oportunidad de dejar de registrar pérdidas y ofrecer el servicio de vuelos nacionales sin la competencia de su rival más fuerte.

La subsidiaria de LATAM Airlines Group, LAN Argentina, informó el miércoles que ha invertido 5 millones de dólares en el mantenimiento del hangar en el Aeroparque Jorge Newbery y paga 20.000 dólares mensuales de renta de acuerdo con un contrato que se vence en 2023.

El aviso de desalojo de la reguladora aeroportuaria no explica los motivos de la decisión de las autoridades y sólo declara que es "de interés nacional". El aviso también señala que el gobierno ofreció ayuda para trasladar los vuelos nacionales de LAN a la principal terminal aérea internacional de Argentina, en Ezeiza, suburbio de Buenos Aires, una oferta que, indicó, la compañía rechazó.

El aeropuerto de Ezeiza es mucho menos conveniente para vuelos nacionales que el Aeroparque, en el barrio de Palermo, y añadiría horas a cualquier vuelo dentro de territorio argentino para muchos de los residentes de la capital argentina.

"Recurriremos a la justicia para hacer valer nuestros derechos", dijo Agustín Agraz, vocero de la compañía, a la agencia argentina Diarios y Noticias. Señaló que la orden de desalojo haría imposible mantener los 10 jets que actualmente vuelan dentro de Argentina, y dejaría a 1.500 empleados sin trabajo.

Los gremios aeronáuticos, en tanto, se declararon en "alerta y movilización permanente" y advirtieron que utilizarán "todos los medios sindicales y legales" en caso de que la medida oficial derive en recortes de puestos.

Los sindicatos de tripulantes de cabina y de técnicos aeronáuticos denunciaron en un comunicado que LAN "desde el 2010 es objeto de una persecución sistemática por parte de distintos organismos y empresas del Estado nacional, para dificultar y deteriorar sus servicios como encarecer sus costos".

"Si al gobierno argentino le molesta la competencia con Aerolíneas Argentinas y Austral de LAN Argentina, debe rivalizar lealmente con ella en costos, precios y servicio", apuntaron.

El titular de Aerolíneas Argentinas, Héctor Recalde, negó las acusaciones en una entrevista con radio Nacional y consideró que "hay un conflicto que tiene que ver con otras cosas y se usa al hangar como excusa".

Para el funcionario, LAN detentaba una posición de privilegio en el mercado doméstico y eso está cambiando porque el Estado argentino ahora busca "un sistema un poco más justo de distribución proporcional y de prioridad para Aerolíneas Argentinas por ser la línea aérea de Argentina. La línea aérea que conecta a 35 ciudades dentro del país y no solamente a las más rentables".

Las peticiones que The Associated Press hizo el miércoles a LAN Argentina y al regulador de aeropuertos nacionales no fueron respondidas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes