Gobierno paraguayo envía policías a proteger cosecha

ASUNCION(AP). El gobierno envió unos 40 policías al departamento de San Pedro para garantizar que colonos brasileños realicen la última cosecha de soja del año y comiencen la nueva siembra, pese al hostigamiento de campesinos sin tierra.

El ministro del Interior, Rafael Filizzola, dijo en conferencia de prensa que los policías reforzarán a la dotación de San Pedro.

"Vamos a respetar la propiedad privada, tanto de paraguayos como de los colonos brasileños, queremos garantizar las labores agrícolas", agregó.

Los policías colaboraron rápidamente el martes para desalojar por orden judicial a unos 70 labriegos que ocuparon la finca de 1,100 hectáreas del paraguayo Francisco Gorostiaga, en el pueblo General Resquín, de San Pedro, a unos 340 kilómetros al norte de Asunción.

La fiscal Ninfa Aguilar dijo que "el desalojo fue pacífico y detuvimos a 35 varones quienes, seguramente, tras la apertura del proceso judicial serán beneficiados con la libertad condicional. No pudimos apresar a más personas porque unas 100 estaban fuera de la propiedad".

Gorostiaga alquiló su terreno a un colono brasileño dedicado al cultivo de soja y maíz.

Por otra parte, Alberto Alderete, director del Instituto del Desarrollo Rural y la Tierra (Indert), confirmó que "dimos los primeros pasos para comprar unas 22,000 hectáreas de colonos brasileños, para distribuirlas a los campesinos pobres".

"Además, un equipo de expertos en mensura se trasladó a diferentes localidades de San Pedro para verificar la situación legal de las tierras en poder de extranjeros, cumpliendo una promesa que le hicimos a los campesinos de que buscaremos la recuperación de propiedades", explicó.

Alderete especificó que "si encontramos tierra fiscal en poder de extranjeros, por la vía administrativa la reintegraremos al estado para luego distribuirla a los compatriotas que la necesitan".

En el referido departamento, unas veintena de fincas son ocupadas ilegalmente y otras quince son amenazadas por nuevas invasiones.

Lugo prometió, durante su campaña electoral, realizar una reforma agraria para beneficiar a unas 300,000 familias campesinas pobres.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes