Gobierno venezolano asume tercer banco del país

CARACAS (AP). El gobierno del presidente Hugo Chávez asumió ayer viernes el control del Banco de Venezuela, el tercero más grande del país, luego de cancelar 630 millones de dólares al grupo español Santander, propietario de la entidad.

El ministro de Economía, Alí Rodríguez, anunció el viernes el pago de 630 millones de dólares, que representa 60% del monto total de la operación, y afirmó que la transacción fue "excelente negocio" para el gobierno porque logró "una de las joyas del sistema", y para el grupo Santander porque obtuvo "importantes beneficios".

Rodríguez dijo en un breve discurso, al asumir el gobierno el control del banco, que durante las negociaciones se generaron algunas "tensiones", pero que al final se logró un "acuerdo amigable".

El ministro indicó que el gobierno utilizará el Banco de Venezuela para "impulsar un proceso de reestructuración" de la banca pública.

El pase del Banco de Venezuela a manos del Estado le permitirá al gobierno convertirse en el líder del sistema financiero debido a que la banca estatal pasará a controlar 21,13% de los depósitos totales y 16,8% de los créditos.

Emilio Botín, presidente del grupo Santander, exaltó el logro del acuerdo, e indicó que durante los trece años que la corporación española manejó la institución venezolana se realizaron inversiones por el orden de los 455 millones de dólares, que incluyeron 300 millones de dólares en tecnología, 125 millones de dólares para la formación del recurso humano, y unos 30 millones de dólares para el banco de desarrollo Bancrecer.

Tras casi un año de negociaciones, el vicepresidente venezolano Ramón Carrizález anunció en mayo que el gobierno pagaría al grupo Santander 1,050 millones de dólares por 96,78% de las acciones del Banco de Venezuela.

Como parte del acuerdo se decidió que el monto de la venta se cancelaría de la siguiente manera: 630 millones de dólares al momento de la firma del "contrato de compra-venta" el 3 de julio; y dos pagarés de 210 millones de dólares, cada uno, que se pagarán a su vencimiento en octubre y diciembre.

Asimismo, el gobierno venezolano aprobó la entrega de divisas oficiales al grupo Santander para que pueda "repatriar dividendos" por 182,4 millones de dólares el 27 de mayo, y otros 122,3 millones de dólares en julio.

Rodríguez juramentó a la nueva junta directiva del banco que quedó encabezada por el economista Eugenio Vásquez Orellana en el cargo de presidente. Vásquez Orellana venía de desempeñarse como presidente del gubernamental Banco de la Vivienda y Hábitat.

Dentro del convenio también se estableció que el gobierno venezolano podrá disponer durante dos años de la plataforma informática que actualmente posee la institución financiera, con la posibilidad que se prorrogue por un año más.

De la operación de venta quedó excluida Bancrecer, filial local del banco, que permanecerá en manos del grupo Santander.

Chávez anunció en julio del 2008 que su gobierno nacionalizaría el banco, pero las negociaciones por el precio de venta se prolongaron.

El Banco de Venezuela fue adquirido por el grupo Santander en diciembre de 1996 por 351,5 millones de dólares luego de un proceso de privatización.

La institución controlaba para mayo pasado 11,12% de los créditos del sistema y 10% de los depósitos totales, y manejaba una clientela de 3,2 millones de personas, un plantel de 6,000 trabajadores, y una red de 269 agencias, según registros oficiales.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes