Grecia quiere concluir negociaciones de rescate en unos meses

ATENAS (AP). Grecia quiere concluir las negociaciones para un segundo rescate "a más tardar" a finales del tercer trimestre, dijo el lunes el nuevo ministro de Finanzas del país al comenzar un debate parlamentario sobre las cruciales medidas de austeridad.

Un nuevo paquete de austeridad griega de 28.000 millones de euros (40 millones de dólares) y una ley para su aplicación deberán ser aprobados esta semana en votación parlamentaria, a fin de que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional liberen la siguiente entrega del primer paquete de préstamo de rescate para Grecia, que suma en total 110.000 millones de euros (156.000 millones de dólares).

Sin esos fondos, Grecia enfrenta la posibilidad de quedarse sin dinero el mes próximo, con lo que se convertiría en el primer país de la eurozona en suspender el pago de su deuda soberana. Si ese fuese el caso se trataría de un hecho potencialmente desastroso que podría arrastrar a los bancos europeos y afectar a otros países de la zona que tienen problemas financieros.

El ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, quien apenas asumió el cargo tras una reorganización de gabinete el 17 de junio, dijo que la entrega de 12.000 millones de euros (17.000 millones de dólares) permitirá cubrir las necesidades de endeudamiento del país hasta mediados de septiembre.

"Y desde ahora hasta el final del verano (boreal) a más tardar, deberemos negociar en serio el nuevo programa con nuestros socios —la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional— y garantizar la viabilidad de la deuda nacional con la participación internacional de inversores privados", agregó Venizelos.

Se ha hecho evidente que el plan de rescate inicial, de mayo de 2010, no fue suficiente para sacar a Grecia de su crisis financiera.

Los acreedores internacionales del país están debatiendo un segundo plan de rescate, del cual el primer ministro George Papandreou ha dicho que será más o menos del mismo tamaño que el primero. Muchos inversores, por su parte, creen que la carga de la deuda griega es demasiado grande como para evitar que caiga en suspensión de pagos, independientemente de los rescates.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes