Grecia recibe rescate multimillonario para evitar bancarrota

BRUSELAS ( AP). Los países de la eurozona evitaron el martes la inminente bancarrota de Grecia al aprobar un crédito de contingencia de 130.000 millones de euros (170.000 millones de dólares), el segundo plan de rescate en dos años del país helénico.

Empero, las medidas de austeridad como condición a la entrega de nuevos fondos y la renuente aprobación dada por los parlamentos de Alemania y Holanda no implican el fin de la crisis de la deuda soberana en el Viejo Continente.

Los mercados respondieron con una baja generalizada al acuerdo, que esperaban desde hace tiempo, tras haber tenido sólidos avances en los últimos días, mientras que el euro subió un 0,2%.

Los ministros de Hacienda de Grecia y de las otras 16 naciones que utilizan el euro negociaron hasta las primeras horas del martes los detalles del rescate financiero, y lograron concesiones de último minuto de los tenedores privados de bonos soberanos emitidos por Atenas.

La eurozona y el Fondo Monetario Internacional, que facilitarán los fondos del nuevo rescate financiero, esperan que el nuevo programa ponga finalmente a Grecia en posición de sobrevivir sin apoyo exterior y garantice su permanencia en la Unión Europea.

El acuerdo, que estuvo en preparación durante meses, prevé concesiones de los acreedores privados y fondos de inversión mayores a las aceptadas en un principio.

Atenas pedirá además a los bancos y fondos de inversiones que renuncien a unos 107.000 millones de euros (142.000 millones de dólares) en activos, mientras que el Banco Central Europeo y los bancos nacionales de la eurozona renunciarán a sus beneficios generados por la deuda soberana griega.

El acuerdo " elimina la posibilidad de una bancarrota desordenada que sería caótica para Grecia y el pueblo griego", dijo el presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso.

" No es (un programa) sencillo, sino ambicioso", dijo la directora del FMI Christine Lagarde, y agregó que existe un riesgo considerable de que la economía griega no pueda crecer al ritmo que esperan los acreedores internacionales, lo que pondría en entredicho su capacidad para devolver el dinero y salir de la crisis.

Incluyendo el primer plan de rescate de Grecia por 110.000 millones de euros (146.000 millones de dólares), el nuevo acuerdo significa que cada ciudadano griego deberá a la eurozona y el FMI unos 22.000 euros (29.000 dólares).

" No es exagerado decir que hoy es un día histórico para la economía griega", dijo el primer ministro Lucas Papademos.

Jean-Claude Juncker, primer ministro de Luxemburgo y quien preside las reuniones de los ministros de finanzas de la Eurozona, dijo que se solicitó a los tenedores privados de bonos de Grecia _principalmente bancos y fondos de inversión_ que asuman una pérdida en el valor nominal de sus activos del 53,5%.

Jean Lemierre, que presidió las negociaciones en representación de los acreedores agrupados en el Instituto de Finanzas Internacionales, dijo que las pérdidas totales para los tenedores privados de bono sería superior a 70% cuando se consideren los vencimientos a mayor plazo y los menores rendimientos pagados.

La eurozona y Grecia se vieron presionadas para llegar a un acuerdo con premura a fin de evitar el impago de unos 14.500 millones de euros (19.200 millones de dólares) en bonos que vencerán el 20 de marzo.

" Es un acuerdo muy bueno ya que está repartido justamente", dijo el ministro de hacienda francés Francois Baroin. "Los griegos han aportado sus sacrificios. Los europeos han desempeñado su cometido de ayuda, en su papel de acreedores, ... Y el sector privado ha sido el mucho más generoso" de lo esperado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes