Havana Club se recupera de caída en las ventas

SAN JOSE DE LAS LAJAS, Cuba (AP). Tras sufrir una caída en sus ventas debido a la crisis financiera mundial, la firma Havana Club comenzó a recuperarse y espera colocar 3,6 millones de cajas de su afamado ron en el mercado internacional en 2010.

"Lo que se está dando desde que comenzó 2010 es que la marca repuntó. Estamos de nuevo creciendo, superando el 10%", declaró el martes en rueda de prensa el director de la compañía franco-cubana, Marc Beuve-Mery.

Desde su apertura en 1993 la empresa, una asociación entre Cuba Ron S.A. y el grupo francés Pernod Ricard, incrementó sus ventas de manera sostenida en un 15% anuales llegando a distribuir su producto en 120 países, pero en 2009 se produjo por primera vez en su historia una caída del 3%.

En aquel año sólo comercializaron 3,3 millones de cajas de nueve litros cada una.

Beuve-Mery afirmó que para el 2010 se espera poner 3,6 millones de cajas a nivel mundial, colocándose en el número 23 de la escala de espirituosos.

Cuba no tiene acceso al mercado estadounidense, que acapara el 40% del total de las ventas mundiales, debido a las sanciones impuestas por ese país hace unas cinco décadas.

Según el director, la firma está "lista" para cubrir la cuota que le toca del mercado estadounidense una vez que se levanten las sanciones sin afectar la calidad de la bebida típicamente isleña y que actualmente se fabrica mediante un proceso estrictamente tradicional o sea sin aplicación de conservantes o químicos de añejamiento.

" Lo natural sería que usted con su producto de excelencia vendiese en el mercado número uno, el más grande. El mercado norteamericano (de este espirituoso) supera los 4,500 millones de dólares", explicó Juan González, vicepresidente de Cuba Ron S.A.

Las pérdidas anuales para la compañía por la falta de permisos para comercializar en Estados Unidos fueron de unos 80 ó 90 millones de dólares, dijo.

González y Beuve-Mery mostraron la nueva fábrica en San José de las Lajas, a unos 40 kilómetros al sur de la capital, con cuatro plantas de procesadoras en 23 hectáreas y donde sobresalen enormes tinglados con toneles de madera donde se añeja la bebida durante años.

El director de exportaciones de la firma, Sergio Valdés, lamentó que en el caso de Estados Unidos además se mantenga el litigio con Bacardí, autorizada a producir y vender para su mercado doméstico un Havana Club con rones de Puerto Rico.

"Están engañando a los consumidores norteamericanos", protestó.

Valdés mostró el nuevo ron que presentarán esta semana en Europa, su principal mercado, llamado "Selección de Maestros" que espera vender a unos 40 euros por botella y es de sabor fuerte. Cuesta casi el doble de un añejo siete años y una tercera parte del 15 años, que puede llegar a pagarse 150 euros la botella, indicó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes