Huelga general en Grecia; chocan policías y manifestantes

ATENAS ( AP). Manifestantes jóvenes arrojaron piedras y bombas incendiarias a los policías antimotines durante una concentración masiva el miércoles, parte de una huelga general que paralizó el transporte y los servicios públicos en toda Grecia.

La Policía respondió con gases lacrimógenos y parte del centro de la ciudad quedó envuelto en una nube sofocante. Miles de manifestantes pacíficos se refugiaron en calles laterales.

Un policía fue atacado con una bomba incendiaria y las llamas consumieron parte de su uniforme en la Plaza Syntagma, la principal de la ciudad. Un colega le ayudó a apagar el fuego.

Dos personas resultaron heridas y tres fueron arrestadas. Un grupo de jóvenes lanzaron piedras frente al Banco de Grecia, sin que se reportaran daños de consideración.

Más de 30,000 personas asistieron al acto, mientras la huelga paralizó el transporte público y provocó la cancelación de un centenar de vuelos en el aeropuerto internacional de Atenas. Los sindicatos han escalado las medidas de fuerza contra el plan de austeridad del gobierno.

Los manifestantes que coreaban " No obedezcan a los ricos ¡Resistan!", marcharon hacia el parlamento mientras que el sector céntrico estaba colmado de policías. Una banda musical, tractores y ciclistas participaron en las dos marchas más concurridas, patrocinadas por los comunistas.

En las protestas participan médicos de hospitales estatales, conductores de ambulancias, farmacéuticos, abogados y cobradores de impuestos que se unieron a los maestros de escuela, periodistas y miles de pequeños empresarios en un giro de las protestas que ha ampliado su base a grupos de clase media. El principal distrito comercial de Atenas estaba casi vacío, debido a que muchos de los negociantes cerraron sus puertas.

La primera protesta de los sindicatos este año se produce en un medio de un ambiente adverso para el gobierno socialista del primer ministro George Papandreou que es sometido a presión internacional a fin de que haga mayores reducciones después de un rescate económico por parte de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional que salvó de la bancarrota a Grecia.

La Policía antimotines se emplazó en los puntos estratégicos de la ciudad el miércoles antes del inicio de dos manifestaciones programadas para el mediodía, las cuales iban encaminarse hacia el Parlamento en medio de temores de que las grandes manifestaciones podrían desembocar en violencia.

El gobierno instó a los organizadores a impedir la posible participación de grupos violentos que se mezclen con los manifestadores pacíficos, un problema común para la Policía griega en las grandes manifestaciones.

" Aquéllos que han convocado a las manifestaciones también debe vigilar a los participantes. Todos tenemos el derecho de expresar nuestras opiniones en protestas pero debe ser en forma pacífica... Será un día crucial", dijo el ministro de Orden Público, Christos Papoutsis.

La huelga paralizó el servicio ferroviario, transbordadores y mayormente el transporte público en todo el país y a varias aerolíneas quedaron en tierra en el aeropuerto internacional.

Los sindicatos están indignados por las medidas de austeridad que inició el gobierno socialista a cambio de un paquete de ayuda financiera de 150,000 millones de dólares (110,000 millones de euros) de los países europeos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes