India compite cada vez más con China en el continente africano

NAIROBI, Kenia (AP). Millones de suscriptores de teléfonos portátiles en Africa vieron hace algunos meses cómo el ícono en las pantallas de sus teléfonos cambiaba de la empresa Zain, de Kuwait, a la firma india Airtel.

El cambio significa poco para el cliente promedio, pero para el continente es un indicio más del avance de la India.

La expansión de Bharti Airtel a 16 naciones africanas pone de manifiesto los progresos de la India en Africa, en momentos en que buena parte de las inversiones extranjeras aquí se habían centrado en China.

El gobierno indio está aumentando su presencia diplomática en Africa después de varias visitas del primer ministro Manmohan Singh y su gabinete al frente de delegaciones empresariales en los últimos años y las compañías indias se esfuerzan por mantenerse a la par de la presencia comercial china en Africa, aprovechando sus vínculos históricos con el continente.

"Creo que una de las cosas que la India no quiere que suceda es quedar rezagada", comentó Sanusha Naidu, directora de investigación en la organización Fahamu, con sede en Gran Bretaña, un grupo de asesoramiento que estudia asuntos africanos.

Naidu dijo que el renovado interés de India en Africa no ha recibido tanta atención como el de China porque la India no es considerada una amenaza. "Se la ve como un estado democrático", dijo la sudafricana Naidu. "No tiene un régimen comunista. Todo esto juega a favor de la India".

India y China compiten en Africa debido a que este continente representa un crecimiento nuevo.

"Este es el último continente en crecimiento en el mundo. Europa está industrializada. Estados Unidos está industrializado. El sudeste del Asia es viejo", observó Sunil Mittal, fundador y presidente de Bharti Airtel. "Nuestro modelo no es adecuado para un mercado maduro. Necesitamos crecimiento y Africa es el lugar adecuado para crecer".

El Fondo Monetario Internacional dijo en octubre que el Africa subsahariana registrará la segunda tasa mayor de crecimiento mundial en 2011 sólo detrás del Asia. El FMI precisó que la tasa de crecimiento económico del Africa subsahariana será del 5% en 2010, en comparación con el 2,5% en 2009. Este año, el FMI proyecta un crecimiento africano del 5,5%.

Las relaciones entre India y Africa datan de siglos. En las décadas de 1960 y 1970, la India ayudó a los flamantes estados africanos entrenando a su gente en universidades y otras instituciones indias.

Conglomerados indios como el Grupo Tata han tenido una presencia en Africa durante décadas, pero la India está cambiando su relación con Africa desde el punto de vista político _como la promoción del fin del colonialismo_ al económico.

En los últimos años, algunas compañías indias han expandido sus negocios en Africa, convirtiendo lo que fueron operaciones pequeñas en presencia protagónica. También han llegado nuevas firmas.

En octubre de 2008, el conglomerado indio Grupo Essar lanzó una compañía de telefonía móvil en Kenia, en su primera inversión africana. Desde entonces ha adquirido compañías del ramo en Uganda y la República del Congo.

Essar Oil, la segunda empresa petrolera privada de la India, concretó un acuerdo en 2009 para adquirir el 50% de las Refinerías Petroleras de Kenia, que abastecen a tres países en el Africa central y oriental. El año pasado, Essar ganó la licitación para adquirir un 60% de la empresa estatal de hierro y acero en Zimbabue.

En 2005, Karuturi Global, una empresa agrícola de la India, compró 15 hectáreas en Etiopía para cultivar rosas de exportación, por 1,9 millón de dólares. Desde entonces, Karuturi ha aumentado su superficie a 75 hectáreas de rosas.

Los laboratorios farmacéuticos indios Cipia y Ranbaxy han sido vitales durante años para millones de africanos portadores del VIH debido a que producen fármacos genéricos antirretrovirales mucho más baratos que las marcas de nombre de firmas europeas y estadounidenses. Ranbaxy, que se mudó a Sudáfrica en 1996, tiene ahora 10 subsidiarias u oficinas en varias partes del continente.

Aparte de sus negocios, la India está desempeñando un papel filantrópico en Africa.

Durante una cumbre con líderes africanos en abril de 2008, India prometió más de 500 millones de dólares en subsidios para proyectos de desarrollo. También se comprometió a aumentar en más de 2.000 millones de dólares sus líneas de crédito para naciones africanas y grupos económicos regionales.

Fue la primera cumbre india con líderes africanos, mientras que China lleva tres desde 2003, en las que ha prometido préstamos y proyectos de infraestructura mucho mayores que los ofrecidos por la India. En el encuentro más reciente en noviembre de 2009, China prometió 10.000 millones de dólares en préstamos a lo largo de tres años.

En octubre, el ministro de comercio e industria de la India, Anand Sharma, dirigió una misión comercial al Africa Oriental. Dijo que India busca determinar si los agricultores africanos pueden ser estimulados a cultivar vegetales y exportarlos a la India, el mayor mercado mundial para ese producto.

La estrecha relación entre India y Africa se refleja en el comercio. Entre abril y julio de 2010, India exportó al Africa por 4.800 millones de dólares, un 51% más que en el mismo período un año antes.

Africa debe considerar de manera crítica su relación con la India, advirtió Naidu. "¿Está ganando experiencia técnica? ¿Está ganando experiencia para el desarrollo? Debemos estudiar la relación mucho más minuciosamente", advirtió.

"Creo que debemos preguntarnos que si Africa no se está beneficiando con esta relación, ¿entonces qué debería hacer?" Adigun reportó desde Abuja, Nigeria.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes