Inflación en EU cae 1,7%, más de lo esperado

WASHINGTON (AP). Los precios al consumidor cayeron en noviembre en la cifra mayor registrada en los últimos 61 años, arrastrados por una caída de los precios de combustibles que duplicó la del mes anterior.

El Departamento de Trabajo informó el martes que la caída de los precios fue del 1,7%, superando el récord anterior del 1%, correspondiente a octubre.

Ambas caídas fueron las más bruscas en un solo mes desde febrero de 1947, cuando empezaron a llevarse estas estadísticas.

Las caídas reflejan la grave recesión reinante y elevan las presiones para que la Reserva Federal tome medidas enérgicas que prevengan la deflación.

En otras noticias económicas, el Departamento de Comercio informó el martes que la construcción de nuevas viviendas bajó en noviembre un 18,9%, la mayor contracción en 25 años, a un ritmo anual de 625,000 casas, el menor ritmo desde 1959.

La Reserva Federal redujo la tasa de interés interbancaria al nivel más bajo de su historia y prometió usar "todas las herramientas disponibles" para combatir la crisis financiera y la recesión.

El banco central redujo la tasa a una banda entre 0 y 0,25%. Desde octubre la tasa estaba en 1%.

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, y sus colegas prometieron usar "todas las herramientas disponibles" en la lucha para contener la crisis financiera más grave desde los años 30 y una recesión que ya es la más prolongada de los últimos 25 años.

Se prevé que a la decisión del banco seguirá rápidamente una reducción de la tasa preferencial de préstamos de los bancos, la tasa de referencia para millones de préstamos comerciales y al consumidor. Antes del anuncio, la tasa preferencial estaba en el 4%.

Hace unos meses existió la creencia generalizada de que la Fed comenzaría a elevar las tasas de interés para combatir el prolongado encarecimiento de la energía. Empero, desde septiembre, el banco central estadounidense se ha centrado en evitar que la peor crisis financiera desde la Gran Depresión gane fuerza.

El retroceso de la inflación se debe principalmente al espectacular abaratamiento de la energía, que bajó un 17% en noviembre, casi el doble del 8,6% en octubre. Ambos fueron marcas récord.

El costo de la alimentación tuvo un aumento del 0,2% en noviembre, el menor salto en 8 meses.

La inflación subyacente, que excluye la alimentación y la energía, no mostró cambio alguno respecto a noviembre tras caer un 0,1% en octubre.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes