Inflación de eurozona es inesperadamente alta: 2,8%

FRANCFORT (AP). La inflación en los 17 países que emplean el euro aumentó inesperadamente a 2,8% en abril, según cifras oficiales difundidas el viernes, con lo cual se mantiene la presión sobre el Banco Central Europeo para que vuelva a elevar las tasas de interés en los próximos meses.

Al mismo tiempo, las cifras mostraron una disminución del optimismo de empresarios y consumidores, en tanto del desempleo permaneció en un nivel alto: un panorama contradictorio del futuro de la economía que podría complicar la tarea del banco cuando el presidente Jean-Claude Trichet se apresta a entregar el puesto a un sucesor.

La cifra de inflación difundida por la agencia estadística europea Eurostat superó a la de marzo, de 2,7%. Muchos analistas habían pronosticado que no habría variación. Aunque el banco prevé que el aumento de precios se moderará el año próximo, elevó la tasa de interés de referencia en un cuarto de punto porcentual a 1,25% el 7 de abril.

Los economistas pronostican varios aumentos durante el año.

Si bien el precio del petróleo es el principal culpable, "la tendencia subyacente de precios parece haberse fortalecido últimamente", dijo el economista Solveen de Commerzbank. "Las cifras de hoy dan la razón a los miembros del consejo del BCE que impulsan una normalización más rápida de la política monetaria".

Aunque la tasa de interés referente no está muy por encima de su nivel más bajo, la decisión del banco generó temores de que el mayor costo del crédito afecte a países con problemas financieros como Grecia e Irlanda, que recibieron préstamos de rescate para evitar que cayeran en mora en sus deudas, o Portugal, que ha pedido un rescate.

Con todo, los tres países constituyen una pequeña fracción de la economía de la eurozona, y el banco pronostica un fuerte crecimiento y aumento de precios en Alemania, que comprende el 27% de la producción económica del bloque y tiene una poderosa economía exportadora liderada por el sector automotor y la maquinaria industrial.

Otras señales de la eurozona eran mixtas. El desempleo se mantuvo en 9,9% en marzo, sostenido por varias economías como la española, la cuarta más grande del bloque. España tiene una tasa de desempleo de 21,3% desde que explotó la burbuja de los bienes raíces, y del 44,6% en el segmento de personas menores de 25 años.

El indicador amplio del sentimiento económico bajó en 2,3 puntos a 105,1 en los 27 miembros de la Unión Europea, lastrado por una fuerte caída de los sectores de servicios y ventas al detalle en Gran Bretaña. La caída fue de 1,1 puntos a 106,2 para la eurozona.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes