Inicia segunda cumbre Africa-Sudamérica en Venezuela

PORLAMAR, Venezuela (AP). Cerca de 30 de mandatarios sudamericanos y africanos se disponían hoy sábado a comenzar un encuentro de dos días en la isla caribeña de Margarita para intensificar su cooperación y las inversiones en materia energética y minera.

Aunque el temario de discusiones es muy variado, se espera que en la II Cumbre de los países de Africa y América del Sur (ASA) se definan acciones para el desarrollo de refinerías y de almacenamiento de crudos y derivados, así como la conformación del "Banco Africano Suramericano", informó el gobierno venezolano.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, quien es un arduo defensor de la "multipolaridad" como opción para hacerle contrapeso a Estados Unidos, afirmó en la víspera que espera que Africa y Suramérica constituyan "dos grandes polos de poder de ese mundo pluripolar" donde "no habrá más imperialismo".

"Pretendemos que... nazca el cuerpo y los mecanismos unitarios entre la Unasur y la Unión Africana", dijo a la prensa Chávez minutos antes de reunirse con el gobernante libio, Moamar Gadafi, en su carpa, conocida como "jaima beduina", que fue instalada en uno de los jardines del Hotel Hilton, la sede de la cumbre.

"Bienvenido a tu segunda patria, porque tu primera patria es Libia", expresó Gadafi al recibir en su carpa a Chávez, quien le respondió "somos una misma patria", informó el viernes prensa presidencial en un comunicado.

El mandatario venezolano dijo que conversó "un poco más de una hora" con Gadafi sobre "algunos elementos estratégicos y él me expuso varios que tiene décadas trabajando".

Chávez exaltó la visita de Gadafi al país, la primera vez que pisa Latinoamérica, y la de su par argelino, Abdelaziz Bouteflika. Afirmó que esas visitas son una muestra del "poder que ha adquirido la revolución bolivariana", informó la estatal Agencia Bolivariana de Noticias (ABN).

"Esta revolución tiene tanta fuerza que fue capaz de atraer hasta aquí a Gadafi y otros líderes de su talla que han sido libertadores de sus pueblos", declaró Chávez a la cadena pública regional Telesur.

El mandatario sostuvo que está "naciendo el socialismo árabe y africano", cada uno con su propio perfil, y que eso va a permitir "la verdadera salvación del mundo", reseñó ABN.

Chávez anunció que los países del ASA tienen previsto realizar la próxima cumbre en Libia.

El canciller libio, Abdel-Rahman Shalgam, aprovechó la cumbre para proponer a sus colegas de ASA que se fijen criterios conjuntos para solicitar la reforma de organizaciones como Naciones Unidas (ONU) y su Consejo de Seguridad.

"Debemos centrarnos y solicitar la reforma de estos organismos, para darles mayor efectividad, que se enfoquen en potenciar la integración y la democracia en el mundo y para que realmente escuchen las voces de los pueblos pequeños", aseveró Shalgam en declaraciones difundidas por ABN.

El canciller libio planteó que la reforma y democratización de la ONU es la "única vía" para que todos los países se traten en términos de iguales, y los "más poderosos no se aprovechen de las diferencias económicas existentes".

Cerca de 20 presidentes africanos entre los que se incluyen Robert Mugabe de Zimbabwe; Bouteflika, y Gadafi, llegaron el viernes a la isla caribeña de Margarita para participar en la II Cumbre de países del ASA. A ellos se unirán los líderes Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil; Evo Morales, de Bolivia; Tabaré Vázquez, de Uruguay, y Cristina Fernández de Argentina, entre otros.

Lula y Fernández arribaron a la Isla de Margarita cerca de la medianoche provenientes de Pittsburgh, Estados Unidos, donde participaron en la cumbre del Grupo de los 20 países desarrollados y economías emergentes.

El gobernante brasileño tiene previsto reunirse el domingo con Chávez, al finalizar la II Cumbre del ASA, para su encuentro bilateral trimestral.

El ministro venezolano de Energía, Rafael Ramírez, anunció el viernes que durante la reunión bilateral se firmará un acuerdo entre las corporaciones Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y Petrobras para la construcción de la refinería en el estado nororiental brasileño de Pernambuco, proyecto que se ha demorado desde hace años por diferencias económicas que han surgido entre las dos gigantes petroleras.

Ramírez informó que Venezuela realizará un pago inicial de 300 millones de dólares al momento que se concrete la asociación de PDVSA y Petrobras para el desarrollo de la refinería, y que luego las autoridades venezolanas cancelarán 40% de su aporte para el proyecto.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes