Iniciativas económicas de Obama, poco y tarde

WASHINGTON (AP). El presidente Barack Obama ha propuesto un nuevo plan de estímulo económico que quizá sea insuficiente y demasiado tarde para contener el empuje republicano en los comicios legislativos de noviembre, en los que los demócratas pueden perder su mayoría en la Cámara de Representantes y el Senado.

A menos de dos meses de la votación, los estadounidenses tienen el humor agriado por el elevado y persistente desempleo que oscila en casi el 10% y una economía que apenas ha crecido tras salir de la peor recesión desde la década de 1930.

Los sondeos de opinión coinciden virtualmente en que los demócratas perderán su amplia mayoría en la Cámara de Representantes como castigo del electorado y el fervor republicano por enviar nueva sangre al Congreso, en menosprecio de los titulares, algunos de ellos en sus bancas desde hace muchos años. Empero, la posibilidad de que los republicanos obtengan la mayoría en el Senado son escasas, aunque no imposibles.

En el discurso que pronunciará este miércoles Obama en Cleveland, en Ohio, el mandatario pedirá al Congreso que apruebe una extensión permanente de las exenciones fiscales para las empresas por investigación y desarrollo, una inversión de 50,000 millones de dólares en proyectos de infraestructura y reparación de obras públicas y exenciones fiscales para que las empresas puedan acelerar la depreciación al 100% de sus inversiones en nuevas plantas y utillaje hasta fines del 2011.

El viernes por la mañana, Obama analizará su programa económico en su segunda conferencia de prensa televisada del año.

Varios millones de personas y 1,5 millones de empresarios se beneficiarán de las exenciones fiscales, según la Casa Blanca, aunque el costo al erario ha sido estimado en unos 30,000 millones a lo largo de 10 años, aunque el gobierno confía en recuperar la mayor parte de ese dinero gracias a una futura fortaleza económica.

La conferencia de prensa cerrará una semana de comparecencias en las que el presidente ofrecerá nuevos gastos públicos y exenciones fiscales para apuntalar la economía. El lunes, el mandatario ofreció un nuevo plan de estímulo económico de 50,000 para reparación de infraestructuras, en una concentración sindical efectuada en Milwaukee.

Obama no mencionó la economía durante la mayor parte del verano, ya que según sus colaboradores sería el momento de un gran repunte económico como consecuencia de los 890,000 millones de dólares del primer plan de estímulo que apresuró en el Congreso poco después de llegar a la Casa Blanca en el 2009.

A medida que la economía sigue languideciendo, el respaldo de los demócratas en el Congreso ha continuado retrocediendo al mismo tiempo que la popularidad del mandatario, que llegó a la Casa Blanca con una imprecisa consigna de esperanza y cambio en medio de una crisis fiscal y casi un colapso del sistema financiero del país.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes