Inmigración, cultura y economía, ejes con América Latina

MADRID (AP). El gobierno español definió hoy lunes, los tres grandes retos que afrontan sus relaciones futuras con Latinoamérica: el fenómeno migratorio, las relaciones culturales y la inversión económica.

Durante la V Conferencia de Embajadores españoles, que reúne en Madrid a unos 130 diplomáticos en misiones en el extranjero, la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, dibujó las líneas básicas de acción política para seguir estrechando lazos a uno y otro lado del Atlántico.

"España ha conseguido consolidar una presencia estratégica sin precedentes en Latinoamérica con vocación de permanencia", dijo.

Para consolidar esa permanencia, Jiménez explicó ante el cuerpo de embajadores que los vínculos entre España y América Latina deberán abordar necesariamente varios aspectos.

En primer lugar, señaló, la potenciación de las relaciones culturales en todos los ámbitos. En ese sentido, la conmemoración de los Bicentenarios de las independencias en los países de la región será, según Jiménez, "una excelente oportunidad para potenciar nuestra identidad común".

En cuanto a la inmigración, subrayó que gestionar la presencia de cientos de miles de iberoamericanos en España supone "uno de los mayores desafíos que debe afrontar nuestra generación".

Finalmente, Jiménez planteó a los embajadores la importancia seguir ampliando la presencia de las empresas en la región y recordó que España es el segundo inversionista extranjero en América Latina.

La funcionaria subrayó el ritmo de crecimiento de la zona, casi un 6% de media. Latinoamérica, dijo, afronta "el reto de promover la cohesión social y fortalecer las economías nacionales".

La Cumbre de Embajadores es un foro ya habitual, en el que los responsables del gobierno español se dirigen a su cuerpo diplomático para marcar las directrices de la política exterior.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes