Intentan cobrar a turistas que visitan EU

WASHINGTON (AP). El Senado discutía un proyecto de ley para fomentar el turismo pero que impondría a los visitantes extranjeros que entren en Estados Unidos un impuesto especial por ese privilegio.

El proyecto de ley establecería una nueva corporación sin fines de lucro para coordinar programas que promocionen el turismo internacional a Estados Unidos. Millones de turistas internacionales pagarían una tasa de 10 dólares para financiar la corporación y sus fines.

La industria del turismo respalda con entusiasmo el proyecto, al igual que los legisladores de algunos de los estados más afectados por la recesión, como el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, que encara una dura oposición en los comicios del próximo año en su empeño de obtener un quinto mandato de seis años.

"Cuando se resiente el turismo, Nevada se resiente. La totalidad del estado sufre", dijo Reid. "Nevada no es la única".

El Senado podría aprobar el proyecto en las próximas horas.

Los senadores, basados en estadísticas de fuentes del sector, dijeron que el aumento de las gestiones de mercadeo podría incrementar en 1,6 millones el número de viajaron internacionales que visiten anualmente Estados Unidos, y agregaron que esos viajeros gastan un promedio de 4,500 dólares por visita.

Unos 58 millones de turistas internacionales visitaron el año pasado Estados Unidos. Los funcionarios del ramo sostienen que millones de visitantes potenciales buscan otros destinos debido al aumento de las medidas de seguridad en la frontera tras los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001 y los artículos negativos aparecidos en la prensa extranjera.

En el 2000 llegaron a Estados Unidos más de 51 millones de visitantes. Esa cifra bajó a 41 millones en el 2003, pero ha mejorado gradualmente desde entonces, según el Departamento de Comercio. Empero, el país ha perdido mercado, según los legisladores.

Muchos visitantes potenciales no se sienten bienvenidos en Estados Unidos y esa forma de pensar no puede ser alterada solamente por el sector privado, dijo el vicepresidente Asociación de Viajes de Estados Unidos, Geoff Freeman.

El sector privado gasta millones de dólares en promover destinos turísticos en Estados Unidos. Freeman agregó que los hoteles y centros turísticos seguirán haciéndolo y que la industria turística no depende del gobierno para que subvencione esos costos. Gran parte de ese dinero destinado a promociones depende de cánones pagados por la industria turística. El resto procederá del impuesto de 10 dólares cobrados a los turistas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes