Irán dispuesto a intercambiar uranio por combustible

MANAMA, Bahréin (AP). Irán está dispuesto a intercambiar sus reservas de uranio enriquecido por cátodos de uranio, tal y como propone la ONU, pero de acuerdo con sus propios métodos y calendario, dijo hoy sábado el canciller iraní.

Los comentarios del ministro fueron hechos apenas unos días antes de una esperada reunión de Estados Unidos y sus aliados para analizar nuevas sanciones contra Irán por su programa nuclear. La oferta, sin embargo, queda corta de las condiciones impuestas por la comunidad internacional.

Durante una conferencia sobre seguridad regional en Bahréin, Manochehr Mottaki dijo a los periodistas que Irán aceptó un acuerdo de las Naciones Unidas propuesto en octubre, por el cual 1,200 kilos (2,600 libras) de su uranio serían intercambiados por cátodos de uranio que impulsarían su reactor de investigación.

"Aceptamos la propuesta (de la ONU) en principio", dijo Mottaki.

"Sugerimos que en una primera fase nosotros les damos 400 kilos de un uranio enriquecido del 3,5% y ustedes nos dan el equivalente en uranio del 20%", indicó.

Irán cuenta con 1,500 kilos (unos 3,300 libras) de uranio de bajo enriquecimiento y tiene que refinarlo hasta el 20% para operar un reactor de investigación que produce isótopos con fines médicos.

El uranio enriquecido a niveles bajos puede usarse como combustible para energía nuclear, pero cuando se enriquece al 90% o más, puede usarse como material para una bomba atómica. Teherán niega que ésa sea su intención.

Estados Unidos y otras cinco potencias mundiales han estado presionando a Teherán para que acepte enviar la mayoría de sus reservas de uranio de bajo enriquecimiento al extranjero, para que sea procesado en barras de combustible que no pueden enriquecerse más.

El Organismo Internacional de Energía Atómica propuso en octubre que Irán sacase su uranio fuera del país para que fuera enriquecido por Francia y Rusia y convertido en cátodos de uranio, los cuales no pueden ser transformados en armas.

Después de indicar en octubre que aceptaría la propuesta, Irán se ha echado para atrás, ofreciendo señales contradictorias sobre el acuerdo, incluyendo varias declaraciones de legisladores que se han opuesto contundentemente a la medida. Mottaki dijo, sin embargo, que se dio una respuesta clara respecto al intercambio.

"Dimos una respuesta clara y respondimos y nuestra respuesta fue que nosotros aceptábamos en principio pero que había diferencias de mecanismo", explicó y propuso que el intercambio ocurriera en la isla Kish de Irán, en el Golfo Pérsico.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes