Italia sumida en cóctel explosivo con deuda y crisis política

MILÁN ( AFP). Italia, con una de las deudas públicas más altas del mundo y sumida en una crisis política que puede acabar con Silvio Berlusconi, corre el riesgo de convertirse en otro de los eslabones débiles de Europa ante la amenaza de contagio de la crisis financiera.

" La buena noticia es que Italia, tercera economía de la zona euro, no es como Irlanda o Grecia. La mala noticia es que Italia es como Portugal" que " crece tan lentamente" que sus ingresos fiscales podrían ser insuficientes para cubrir sus necesidades de financiación, escribía el lunes Irwin Stelzer, economista del Hudson Institute, en el Wall Street Journal.

Y la " peor noticia" es que la economía italiana es mayor que la de España, país considerado " demasiado grande para quebrar", pero que la zona euro no podría de todas maneras salvar, añadía.

Por el momento, Italia no padece aún una amenaza directa de un posible contagio, a diferencia de Portugal y España. Sin embargo, el país podría verse también en plena tempestad, ya que la ayuda decidida este fin de semana a Irlanda no tranquilizó a los mercados, que temen que la crisis se extienda a los países más debilitados.

Por su deuda pública, Italia podría ser unos de ellos, ya que es una de las más elevadas del mundo y representa cerca de 120% de su PIB.

Sin embargo, pese a esta deuda, Roma ha logrado hasta ahora tranquilizar a los mercados al limitar el aumento de su déficit público y adoptar en julio una cura de austeridad que le permitiría reducir ese déficit a 2,7% en 2012.

Sin embargo el lunes la Comisión Europea se había mostrado más pesimista al augurar un déficit de 3,5% en 2012, y no excluyó que Italia deba tomar nuevas medidas suplementarias para lograr su objetivo inicial.

Además, Italia padece una batalla entre el jefe de gobierno Silvio Berlusconi y el presidente de la Camara de Diputados, Gianfranco Fini, que podría provocar la caída del "Cavaliere" en un crucial voto en el parlamento el 14 de diciembre.

Ello preocupa a los mercados ya que " el riesgo sería entrar en un período de incertidumbre sin liderazgo claro, lo que puede afectar al crecimiento", que ya es estructuralmente débil, subraya Gianluca Spina, director del MIP, la escuela de comercio de la Universidad Politécnica de Milán.

El lunes, el Tesoro italiano pudo colocar cerca de 7,000 millones de euros en obligaciones, pero sus tipos de interés aumentaban con fuerza desde entonces. El martes, la diferencia entre la tasa del bono italiano y el bund alemán -- que sirve de referencia -- crecía por su lado a 209 puntos básicos (2,09%).

Sin embargo, Berlusconi, que hace gala de un optimismo a toda prueba, pidió el lunes por la noche " confianza" para salir de la crisis. No obstante, uno de sus más cercanos colaboradores, Gianni Letta, expresó en cambio este martes su "fuerte inquietud" ante las " turbulencias" en los mercados.

" Objetivamente, sobre la base de los datos fundamentales de Italia, la reacción parece excesiva, pero el pánico se apodera de los mercados, con lo que la crisis de confianza en el euro entra en una fase más peligrosa", afirmó a la AFP Marco Valli, jefe economista para la zona euro de UniCredit.

Los mercados no creen sin embargo, acota Valli, que Italia tenga que recurrir a un plan de ayuda como Grecia o Irlanda, debido al peso de su economía.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes