Jefe del banco vaticano lamenta daño a imagen

EL VATICANO ( AP). El presidente del banco Vaticano, a quien se investiga por presuntas infracciones a las leyes contra el lavado de dinero en Italia, preguntó el viernes por qué los fiscales italianos persistieron en confiscar 23 millones de euros (30 millones de dólares) de una cuenta en la institución.

Ettore Gotti Tedeschi dijo que la difusión de las noticias sobre la investigación dañaron " irreparablemente" la imagen del banco y preguntó qué piensa ahora la gente "en Estados Unidos y China" de la Iglesia Católica.

Gotti Tedeschi, nombrado en el 2009 presidente del banco hace después de que fuera jefe de operaciones para Italia del Banco Santander de España, respondió a las preguntas que The Associated Press le envió por correo electrónico.

El directivo dio amplios puntos de vista después de que el martes se anunciara la confiscación del dinero de la cuenta. Gotti Tedeschi había declinado la solicitud para una entrevista directa.

" Creo que el fiscal observó las normas y procedimientos 'requeridos' conforme al código penal. Pero lo que encuentro más interesante para comprender es por qué los fiscales han sido puestos en una situación en la que tienen que observar esos requerimientos, si es así que no vuelva a ocurrir", agregó.

Dijo que " evidentemente" son falsas las acusaciones de lavado de dinero contra el banco y que la institución, conocida formalmente como Instituto para Obras Religiosas (IOR), colabora con el Banco de Italia para ajustarse a las normas contra lavado de dinero de Italia y Europa.

Rechazó las insinuaciones de que quedó etiquetado el banco vaticano, el cual estuvo implicado en la década de 1980 en un escándalo bancario importante, y afirmó que se ha malinterpretado el papel "único" de la institución al servicio de la Iglesia Católica.

Según las noticias difundidas hace más de un año, investigadores italianos habían emprendido una minuciosa revisión de las millonarias transacciones en euros del banco vaticano para verificar si habían violado las normas contra el lavado de dinero.

En el caso del martes, la policía decomisó el dinero de una cuenta en la filial del banco en Roma llamada Credito Artigiano Spa, de acuerdo con un funcionario enterado de las investigaciones y que solicitó el anonimato porque no estaba autorizado para hacer declaraciones a la prensa.

El grueso de la cantidad, 20 millones de euros (26 millones de dólares), iban a ser transferidos a JP Morgan en Francfort y el resto, a Banca del Fucino.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes