Latinoamérica: FMI proyecta crecimiento de 2,9% en 2010

SAO PAULO (AP). La economía latinoamericana tendrá una recuperación gradual tras la crisis global, con un crecimiento regional de 2,9% en 2010, proyectó hoy viernes el Fondo Monetario Internacional(FMI).

El informe del FMI sobre América Latina y el Caribe, divulgado en Sao Paulo, destaca que "el impacto de la crisis sobre la región fue sustancial, pero lo peor ya pasó para la mayoría de los países".El estudio proyecta que la economía regional sufrirá un decrecimiento de 2,5% en 2009, pero que volverá a terreno positivo el año siguiente.

Perú se perfila como el país de mayor crecimiento económico en 2010 con 5,8%, seguido de Chile y Guyana con 4%, Paraguay con 3,9% y Panamá con 3,7%.

Brasil, la economía más grande de la región, anticipa un crecimiento de 3,4% y México crecería 3,1%.

Por el contrario, Venezuela proyecta un crecimiento negativo de 0,4% el próximo año, al igual que varios países caribeños, según el documento del FMI.

Otros países con buenas proyecciones para el próximo año son Uruguay 3,4%, Colombia 2,5%, Costa Rica 2,3%, Honduras y República Dominicana 2%.

Con un nivel menor de expansión se perfilan Argentina y Ecuador 1,5%, Guatemala 1,3%, Nicaragua 1% y El Salvador 0,5%.

Según el documento, las perspectivas son mejores en aquellos países que se beneficiaron de mejores condiciones financieras y del aumento en los precios de productos básicos en el período posterior a la crisis.

Por otro lado, aquellos países más dependientes del turismo y de las remesas del exterior, como los centroamericanos y caribeños, tendrán una recuperación más lenta porque su perspectiva depende de la marcha económica de Estados Unidos.

En general, el informe puso de manifiesto que el impacto de la crisis ha sido grande, pero la región no sufrió los grandes trastornos bancarios y de balanza de pagos como en crisis pasadas.

"América Latina y el Caribe se comportó considerablemente mejor durante la crisis que otros mercados emergentes", destacó el FMI.

Señaló que muchos países de la región están mejor preparados para enfrentar choques externos gracias a que han reducido sus déficits de cuenta corriente y sus deudas externas.

Del punto de vista de sus sectores bancarios, la expansión del crédito observado en muchos países latinoamericanos y caribeños antes de la crisis no se convirtió en una vulnerabilidad gracias a que esa expansión fue financiada en gran parte con depósitos internos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes