Latinoamérica tendrá severa baja, pero sin llegar a crisis

WASHINGTON (AP). El Fondo Monetario Internacional difundió hoy miércoles una proyección que reduce drásticamente el crecimiento de América Latina en 2009 ante una esperada caída en sus exportaciones por falta de demanda exterior, colapso de precios de las materias primas y restricciones en el mercado exterior de capitales.

Con todo, el FMI hizo notar que la caída "no llegará a niveles de crisis" y esperaba más bien una recuperación para el 2010, a casi el triple de su nivel de 2009, debido a la recuperación de Estados Unidos y otras naciones ricas y la flexibilidad de las políticas que adoptaron los gobiernos regionales en años recientes de bonanza.

El Hemisferio Occidental, que incluye también a los estados caribeños, crecerá en apenas 1,1% este año, una baja de 3,5 puntos porcentuales con relación al 4,6% de 2008 y 5,7% de 2007, dijo el Fondo en una actualización de su Panorama de la Economía Mundial.

La proyección es similar a la anunciada por los principales bancos del mundo en diciembre de apenas el 1%, con recesión en Argentina y México, pero todavía con los mejores indicadores regionales en Perú y Colombia.

Esta es la segunda "actualización" del FMI en menos de tres meses de su compendio estadístico y analítico que regularmente publica sólo en abril y octubre.

Dijo que el crecimiento regional, pese al nuevo ajuste, seguirá todavía siendo mejor que el promedio mundial de 0,5% en 2009, que a su vez es el índice más bajo registrado por el Fondo desde la Segunda Guerra Mundial.

El FMI no proporcionó cifras actualizadas país por país, pero hizo notar que las economías más poderosas, Brasil y México, sufrirán severas caídas en 2009 _al 1,8% en Brasil (de 5,8% en 2008) y -0,3% en México (de 1,8% en 2008)_, pero esos países estarán también entre los que se recuperarán en 2010 con indicadores del 3,1% y 2,1%, respectivamente.

Charles Collyns, del departamento de investigaciones del FMI, dijo en la presentación del informe que México "dependerá mucho" de la recuperación en Estados Unidos que de una proyectada recesión de -1,6% en 2009 pasaría a terreno positivo del 1,6% en 2010, en tanto que Brasil se beneficiará de una mejora en los precios de las materias primas y la mayor demanda exterior para sus productos tecnológicos.

El FMI hizo notar que las condiciones externas recesivas han generado "el colapso de los precios de las materias primas" y que pese a recortes en la producción y tensiones geopolíticas, los precios del petróleo han caído por debajo del 60% de lo que costaban en junio, aunque todavía siguen siendo altos en términos reales que en los 90.

El Fondo proyecta que el petróleo mantendrá un promedio de 50 dólares el barril en 2009 y 60 dólares en 2010. Apenas en noviembre había calculado esos niveles en 68 y 78 dólares, respectivamente.

Las proyecciones de los precios de los metales han sido también reducidas, lo cual afectará el panorama de crecimiento de varias naciones en la región, entre ellas Perú y Chile. Pero habrá una recuperación en 2010, aunque no a niveles de años previos, que les permitirá reencausarse en la senda del creciendo sostenido mostrado en gran parte de la década, dijo Collyns.

"No veo niveles de crisis en la región", comentó.

Globalmente, el FMI dijo que si se daba por sentado que las naciones ricas adoptarán medidas financieras más amplias y coordinadas, se podía esperar un inicio de la recuperación financiera a partir de fines de este año con una tendencia que subiría el crecimiento al 1% en 2010.

En este sentido, hizo notar que el fortalecimiento del mercado hipotecario estadounidense debe ser un factor clave para la recuperación mundial. El sector, el más afectado por la crisis financiera, ha acumulado casas a la venta que le costaría por lo menos 10 meses deshacerse de ellas en caso que ninguna otra vivienda entrara al mercado en ese lapso.

El Fondo dijo que el crecimiento de las economías en desarrollo en el mundo en 2009 sería solamente del 3,25%, la mitad de lo que fue en 2008 (6,25%) debido a que las condiciones financieras externas estarán más restringidas y las naciones ricas verán una baja en su demanda de importaciones.

La proyección del crecimiento en China es del 6,5% y en India 5,0%, dos de las economías emergentes que han estado crecimiento durante años en un promedio mayor al 10%.

El FMI dijo que la caída en los mercados emergentes hubiese sido mayor si las naciones en desarrollo no hubiesen creado un "marco económico más fuerte" que les ha dado mayores espacios que en el pasado para implementar políticas de crecimiento.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes