Legisladores de EU piden a China reducir superávit comercial

BEIJING (AP). Legisladores de Estados Unidos pretenden apremiar a China a que efectúe cambios en sus políticas monetaria y comercial ante las conversaciones de esta semana, mientras que la visita en enero del presidente Hu Jintao a Washington alienta expectativas de posibles concesiones por parte de Beijing.

La reunión de la Comisión Conjunta Estados Unidos-China sobre Comercio prevista para el martes y miércoles en Washington tendrá lugar en momentos en que el congreso estadounidense maniobra para obligar a Beijing a que reduzca su enorme superávit comercial con Estados Unidos.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó una iniciativa que permitiría al gobierno en Washington imponer sanciones a China a la que acusan de manipular su moneda. El Senado ha sometido la iniciativa a consideración.

Ambas partes con seguridad esperan "una reunión buena con algunos resultados y acciones" en antelación a la llegada de Hu en enero a Washington, dijo Christian Murck, presidente de la Cámara de Comercio Americana en China.

"Debido a (la cercanía de) la fecha (de la visita) las expectativas son mayores", expresó Murck.

Un grupo de 32 senadores estadounidenses, tanto demócratas como republicanos, dirigió una carta a quien será el jefe de la delegación china, el viceprimer ministro Wang Wishan, en la que solicitan a Beijing que efectúe algunos cambios en torno a una lista de puntos de fricción crónica entre ambos países.

Las quejas de los legisladores incluyen la falta de acción de Beijing para erradicar lo que describen como la proliferación de la piratería de diversos productos y los controles monetarios que en su opinión mantienen al yen bajo artificialmente y dan a los exportadores de China una ventaja desleal en precios a costillas de la pérdida de empleos en Estados Unidos.

Los legisladores también solicitaron que Beijing ponga fin a su política de "innovación autóctona" con la cual el gobierno comunista pretende impulsar a las compañías locales de tecnología favoreciéndolas en las adquisiciones oficiales.

Diversos grupos empresariales se han quejado de que esa política podría eliminar a los proveedores extranjeros de mercados con crecimiento veloz como el de las computadoras y otros artículos.

Los senadores advirtieron a Wang que la política de innovación de Beijing tiene una "repercusión corrosiva" en la confianza empresarial y en el apoyo a las relaciones económicas entre Estados Unidos y china.

"Es de nuestro mutuo interés que China suspenda estas políticas discriminatorias", dijeron los legisladores en su carta.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes