Líder republicano acusa a demócratas de frenar estímulo

WASHINGTON (AP). El presidente Barack Obama se disponía a cumplir su promesa de escuchar a los republicanos mientras busca una pronta aprobación, con apoyo bipartidista, de su plan de 825,000 millones de dólares para sacar cuanto antes a Estados Unidos de la recesión.

Queda por verse si el nuevo presidente, del Partido Demócrata, atenderá las inquietudes del Partido Republicano sobre el monto del gasto y la posible inclusión de una parte impositiva en el plan, y modificará su propuesta de manera acorde.

Mientras la economía tiende a empeorar, Obama realizará la tarde de hoy martes su primera visita al Capitolio desde que asumió el cargo el 4 de noviembre, para sostener dos reuniones privadas con senadores y representantes de los dos partidos.

"El objetivo es buscar su participación. (Obama) quiere escuchar sus ideas", dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca, Robert Gibbs. "Si hay buenas ideas _y creo que las espera_ las veremos".

"Creo que el presidente es realmente serio en esto", añadió.

El vocero presidencial se abstuvo de mencionar si Obama haría concesiones para demostrar su seriedad a la hora de trabajar en conjunto y obtener el apoyo republicano. Sin embargo, Gibbs señaló que ya había disposiciones fiscales en el plan, en particular reducciones pequeñas a empresas, las cuales son sugerencias directas de los republicanos a Obama y su plan económico.

"No nos mueve el orgullo de la autoría. Entendemos que este es un proceso de toma y daca para lograr lo que el presidente cree que es el plan más firme para la recuperación de la economía", indicó Gibbs.

En tanto, el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, responsabilizó a los demócratas de las dificultades en el Congreso para la aprobación del plan de Obama.

"Estamos ansiosos por ayudarlo", dijo McConnell la mañana de hoy martes. "Honestamente, el mayor problema está con su propio partido, el Partido Demócrata, que parece alejarse de lo que (Obama) dijo que quería, lo cual es un paquete en que al menos el 40% sean reducciones fiscales y partidas disponibles".

"Creemos que el país necesita el estímulo", señaló McConnell a la cadena de televisión NBC. Pero también dijo que considera que la mayoría de la población no cree que el plan será alcanzado con proyectos que sean "arreglos".

Los dirigentes republicanos enviaron la semana pasada una carta a Obama en la que le solicitaron una reunión para conversar el plan económico. El encuentro de hoy tendrá lugar después de la cita de la semana pasada con legisladores de los dos partidos en la Casa Blanca.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes