Líder socialista griego vuelve a agitar el fantasma del euro

ATENAS, ( AFP). El líder socialista griego Evangelos Venizelos volvió a agitar el miércoles el fantasma de una " salida del euro" si Grecia no logra formar gobierno tras las legislativas del 6 de mayo y reiteró su demanda de prolongar un año el periodo de ajuste presupuestario reclamado por Bruselas.

" El partido del dracma existe, hay aquello que han apostado por la quiebra y a favor de la Grecia del dracma", declaró el ex ministro de Finanzas, refiriéndose a los partidos de la izquierda radical que ganan intención de voto en los sondeos.

En esas encuestas, los dos principales partidos PASOK (socialista) y Nueva Democracia (derecha) son castigados por haber aceptado las condiciones de austeridad fijadas por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de dos planes de rescate financiero sucesivos por un monto global de 240.000 millones de euros.

Según Venizelos, las legislativas del domingo próximo son críticas porque " el pueblo debe decidir el futuro del país para los próximo 20 años".El líder socialista criticó también a aquellos partidos, como Syriza (izquierda radical) que defienden el mantenimiento de Grecia en el euro pero que rechazan las reformas a aplicar, al considerar que serán los trabajadores los que las acaben pagando.

La propuesta de Syriza " conduce a Grecia fuera del euro, a la 'Albanización' del país (...) Nuestra Grecia es una Grecia fuerte, su Grecia es la Grecia del dracma y del aislamiento", reiteró.

Por su parte, el actual primer ministro Lucas Papademos instó al próximo gobierno que salga de las elecciones del 6 de mayo " a velar por la aplicación eficaz" de las reformas votadas por el Parlamento en los últimos meses.

Tras su último consejo de ministros antes de las legislativas, Papademos aseguró que esas reformas ya votadas son " determinantes para el futuro del país en las próximas décadas".

Esta declaración puede entenderse como una advertencia a los responsables políticos del país que podrían tratar, dependiendo de los resultados de las elecciones, una renegociación de los planes de austeridad negociados por el país con sus acreedores (UE y FMI).

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes