Líderes mundiales concentrados en la recuperación mundial

PARIS (AP). Los líderes mundiales intentarán entender cómo es que la economía global sufrió un revés tan fuerte en su camino a la recuperación cuando se reúnan esta semana para una cumbre que curiosamente verá un cambio de roles: los europeos pedirán ayuda financiera a las economías en desarrollo de Asia y América Latina.

Aunque las señales de una alarmante ralentización del crecimiento están en todos lados _Estados Unidos no está creando suficientes empleos y China batalla para congelar la inflación sin desatar una restricción crediticia_ los problemas de deuda en el viejo continente serán el principal tema en la cumbre.

A punto de concluir el año de presidencia de Francia de las reuniones del G-20, Nicolas Sarkozy intentará mostrar a sus pares reunidos en Cannes, el glamuroso balneario de Cannes, que Europa ha podido asumir el control en la crisis de deuda con el gran plan de la semana pasada para salvar al euro.

Mientras tanto, en la vecina Niza y en los alrededores de la ribera frances, miles de manifestantes se congregaban el martes a fin de instar a los líderes del G-20, representantes de las principales economías, a que distribuyan la riqueza mundial en vez de salvar a los bancos y favorecer a los mercados financieros.

Docenas de grupos de activistas con una amplia gama de objetivos desde eliminar a los paraísos fiscales hasta incrementar los fondos para el desarrollo están organizando protestas esta semana. Se ha previsto realizar una gran marcha para el martes en Niza bajo el lema "Primero la gente, no las finanzas".

Una de las principales ideas detrás de la creación del G-20 hace tres años fue expandir la toma de decisiones sobre la economía global más allá del eje del Atlántico Norte para incluir a países más diversos. Pero la cumbre de este año del G-20, que se realizará el jueves y viernes, es sobre Europa.

Y en lugar de que los europeo ofrezcan ayuda a naciones en problemas, como ha ocurrido en el pasado, ahora los europeos piden a las naciones en desarrollo con amplias reservas de efectivo _como China_ ayuda financiera.

Los líderes europeos han evadido cuestiones sobre los detalles de su última operación de rescate del euro, al decir la semana que los mecanismos no serán establecidos hasta principios de diciembre _casi seis meses después de que el plan anterior fuera anunciado y abandonado a que lentamente expirara.

El presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso y el presidente del Consejo Europeo Herman Van Rompuy pidieron la semana pasada que se realizaran las nuevas medidas "rigurosamente y en tiempo prudente".

Los líderes europeos deben utilizar las reuniones cara a cara con sus colegas de Brasil, Rusia, India, China y más allá para fomentar el interés en los 616.000 millones de dólares (440.000 millones de euros) del fondo de rescate europeo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes