Llega a Honduras primer barco con petróleo de Venezuela

TEGUCIGALPA. (AFP) Honduras recibió este jueves el primer barco con 82,000 barriles de petróleo venezolano, fruto del polémico acuerdo de abastecimiento firmado con el gobierno de Hugo Chávez, por el que un porcentaje de la factura será destinado a financiamientos concesionales.

En una larga ceremonia, el presidente Manuel Zelaya recibió el petróleo transportado por el buque 'Pico el Aguila' (con 26 tripulantes) en Puerto Cortés, 300 km al norte de la capital, procedente del puerto El Tablazo de Maracaibo.

"Estamos rompiendo las cadenas para el futuro de nuestro país", proclamó Zelaya en su discurso, agregando que los "conservadores" están sorprendidos por el convenio con Venezuela y que con el acto se demuestra que "Honduras puede ser libre y tener dignidad".

En los actos estuvo presente Asdrúbal Chávez, vicepresidente de PDVSA y hermano del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

El 14 de marzo, el Congreso hondureño aprobó un convenio para comprar derivados del petróleo a Petróleos de Venezuela (PDVSA), a través de la iniciativa Petrocaribe, a instancias de Zelaya.

Según el convenio, Honduras comprará a Venezuela 20,000 barriles diarios de combustible, el 100% del fuel oil que utilizan las plantas térmicas generadoras de electricidad y el 30% del diésel.

El precio pactado de dicho combustible es el del mercado, pero sólo pagará al contado el 60% de la factura y el 40% lo dejará como préstamo concesional pagadero en 25 años con dos de gracia y a un interés de 1%.

Sin embargo, el presidente de la Empresa Nacional Portuaria (ENP), Roberto Babún anunció durante la ceremonia que de los 14 millones de dólares que valen los 80,000 barriles, el 50% quedará en Honduras para financiamiento.

El convenio significará para Honduras una deuda de unos 720 millones de dólares en dos años.

El acuerdo fue impulsado por Hugo Chávez durante una visita que realizó a Tegucigalpa el 15 de febrero, luego de que Honduras fuera aceptado en la iniciativa de Petrocaribe liderada por el llamado eje de izquierda que forman Venezuela y Cuba.

La participación de Honduras en la iniciativa causó reacciones en contra de la oposición y de sectores conservadores afines, al considerar que Zelaya --que ha sido tildado de populista-- estaba provocando a Estados Unidos porque, a su juicio, el convenio lleva implícitos compromisos políticos con Chávez.

Zelaya también ha estado enfrentado con las compañías que desde hace 85 años importan el petróleo en el país, entre ellas, las estadounidenses Texaco, Esso y la anglo-holandesa Shell y la hondureña Dippsa, que llegaron incluso a provocar un desabastecimiento.

El desabastecimiento, según el Gobierno, fue consecuencia de una licitación internacional, ganada por la también estadounidense Conoco Phillips que no ha podido hacer las importaciones por carecer de tanques de almacenamiento.

El Gobierno ha pretendido despojar a Dippsa de los tanques pero ha fracasado en la burocracia de los procesos en los tribunales de justicia.

Los 82,000 barriles que llegaron serán vendidos a las empresas térmicas que tienen sus propios tanques, Hondupetrol.

Honduras importa anualmente unos 17 millones de barriles de combustible.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes