Londres podría ser una capital prohibitiva para los pobres

LONDRES ( AP). La mezcla de ricos y pobres que ha caracterizado por cientos de años las calles del centro de Londres podría desaparecer ante las nuevas medidas de austeridad adoptadas por el gobierno.

La enorme deuda impulsó al gobierno a tomar medidas de austeridad que recortarán los subsidios para la vivienda para personas de bajos recursos. Esto podría llevar a que miles de familias pobres abandonen sus casas y se dirijan a la periferia de la capital en un éxodo que podría destruir permanentemente su diversidad cultural, económica y étnica.

El alcalde de Londres, Boris Johnson, quien suele hacer declaraciones polémicas, ha comparado el plan con una "limpieza social estilo Kosovo". Algunos temen que Londres se convierta en algo más parecido a París, donde la elite ha monopolizado el centro de la ciudad y los pobres viven relegados a complejos habitacionales decadentes de la periferia.

Pero en estos tiempos difíciles la gente se pregunta si Gran Bretaña tendrá el dinero para ayudar a los trabajadores comunes a encontrar casas en el centro, que es cada vez más caro aunque la economía en general tiene un crecimiento mínimo.

Como parte de los 81,000 millones de libras esterlinas (128,000 millones de dólares) anunciados recientemente en recortes al gasto público para tratar de reducir la deuda del país, se establecerán límites a la cantidad otorgada a los pobres para ayudarles a pagar el alquiler.

Según una de las estimaciones podría haber un éxodo de unas 200,000 personas que abandonarían el centro de Londres. Las familias de escasos recursos se verían obligadas a vivir en los suburbios y en pueblos circundantes, opciones más cercanas a su presupuesto, dejándole las calles de la capital a los ricos.

Los críticos temen que las zonas tradicionalmente habitadas por la clase trabajadora, como el extremo este de la ciudad, que le dio a Londres su espíritu combativo, queden en silencio y que el carácter multicultural de la urbe se pierda.

" Una de las mejores cosas sobre Londres es precisamente que no es como París, hay personas muy ricas y personas que necesitan ayuda para pagar el alquiler, viviendo en la misma calle", dijo Sian Berry, ex candidata a la alcaldía de Londres e integrante de la campaña "No Shock Doctrine" contra los recortes presupuestarios.

" Todas esas personas usan los mismos servicios públicos, las mismas tiendas, las mismas escuelas, el mismo transporte. Eso ayuda a que la gente sea más tolerante con los otros", agregó Berry.

Según los planes gubernamentales, que se debatirán en el Parlamento, se establecerá un nuevo límite a la cantidad que las familias pueden pedir ayuda para rentar viviendas privadas y nadie podrá usar los fondos para alquilar una vivienda con más de cuatro habitaciones.

Los británicos que ganan menos de 16,000 libras esterlinas al año (25.000 dólares) y tienen ahorros limitados pueden pedir el apoyo, que sirve para rentar una casa o apartamento pero no para hacer un pago de hipoteca.

Para aquellos que le rentan a dueños particulares se calculan asistencias de acuerdo con un precio promedio de alquiler en su localidad. Hasta ahora la ayuda ha servido para asegurar que la gente pueda pagar el 50% de las propiedades más baratas a la renta en su distrito; en octubre próximo esto se reducirá al 30% de las propiedades más baratas.

A partir de abril los pagos se reducirán a 250 libras (400 dólares) semanales para un apartamento de una habitación y 400 libras (640 dólares) para una casa de cuatro habitaciones.

Si las rentas son mayores al límite, los inquilinos deben cubrir la diferencia o irse de la ciudad.

" Ya es bastante difícil tener dinero cada mes como están las cosas. Si se aprueban los cambios seguramente tendremos que mudarnos", dijo Lena Tedesco, una madre desempleada de 36 años residente en Camden, en el norte de Londres.

Tedesco tiene tres hijos menores de seis años y utiliza el dinero de algunos trabajos esporádicos que consigue como empleada de limpieza para completar su apoyo para la vivienda en un apartamento de dos habitaciones.

Al igual que muchas personas que reciben dinero del gobierno, Tedesco dijo que está aterrorizada ante la idea de que no podrá pagar las cuentas.

" No sé, implicará mudarme, posiblemente fuera de Londres. Es absurdo", dijo. " Nos tendremos que separar de nuestra familia y amigos, habrá que buscar otra escuela. Es muy triste".

London Councils, un grupo que representa a las autoridades locales de la capital estima que 82,000 viviendas, o el equivalente a 200,000 adultos y niños, podrían ser entregadas porque sus inquilinos no pueden pagar su alquiler actual.

Los distritos favoritos como Westminster, Chelsea, Kensington y Camden, que tienen una mezcla de casas exclusivas y conjuntos de apartamentos modestos, se convertirán en zonas "prohibidas" para los pobres, agregó la organización.

El primer ministro David Cameron recortará 18,000 millones de libras esterlinas (29,000 millones de dólares) del presupuesto de bienestar social para ayudar a cubrir el déficit presupuestario del país.

Al defender el plan sobre los recortes a la asistencia para las viviendas ante la Cámara de los Comunes, Cameron dijo que la mayoría de la población " trabaja duro para darle apoyo a otras personas que viven en casas con las que ellos mismos nunca podrían soñar, no me parece que eso sea justo".

Karen Buck, una legisladora del Partido Laborista que representa al distrito de Westminster Norte en el Parlamento, dijo que aunque algunos casos extremos afectan a beneficiarios que reciben grandes cantidades de dinero para vivir en calles muy solicitadas, la mayoría de los cinco millones de personas que reciben asistencia públicá para pagar la renta son trabajadores con sueldos bajos que terminan viviendo en apartamentos modestos en barrios comunes.

" Hay una gran mayoría de personas que pide el apoyo para poder tener un techo, simplemente porque no ganan suficiente dinero", dijo Buck.

Los sindicatos han advertido desde hace mucho que muchas personas con trabajos ordinarios como las enfermeras y los maestros, no pueden pagar una renta en la ciudad. Buck presentó algunas cifras en las que se mostraba que casi la mitad de los policías de Londres ya viven fuera de la capital.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes