Lula inauguró la reunión ministerial del G-20 en Sao Paulo

ETIQUETAS

SAO PAULO (AFP). El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, inauguró, hoy sábado, en Sao Paulo la reunión de ministros del G-20, de países ricos y emergentes, que analizará la reforma del sistema financiero en preparación de la cumbre del grupo que se celebrará el 15 de noviembre en Washington.

"Miles de millones de seres humanos esperan que estemos a la altura de los desafíos que la realidad nos colocó por delante. No podemos, no debemos, y no tenemos el derecho de fallar", dijo el mandatario al hablar en la apertura de la reunión.

El presidente brasileño destacó también el papel de las economías emergentes en la búsqueda de salidas a la crisis financiera global.

"El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que las economías emergentes fueron responsables por 75% del crecimiento de la economía mundial este año. Esta tendencia se mantendrá en 2009", aseguró.

El objetivo de los ministros del G-20 es discutir las posibilidades de una reorganización del sistema financiero e instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), creadas en Bretton Woods (Estados Unidos, 1944), y que, para muchos gobiernos, dio muestras de inoperancia.

En la víspera, ministros de Hacienda de Brasil, China, Rusia, India, México y Sudáfrica mantuvieron reuniones preparatorias antes de la reunión que comenzó este sábado.

"Llegamos a la conclusión de que es necesario reformular el sistema financiero mundial" para aportar más regulación, ficalización y transparencia porque "el que fue creado en Bretton Woods (en 1944) necesita ser reformado", dijo el ministro brasileño de Hacienda, Guido Mantega, luego de esas reuniones.

El G-20 incluye a las mayores economías mundiales (Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Japón, Italia y Estados Unidos), a la Unión Europea y a 12 naciones emergentes: Brasil, Rusia, India, China, Argentina, Australia, Indonesia, México, Arabia Saudita, Sudáfrica, Corea del Sur y Turquía.

Los países del grupo suman las dos terceras partes del comercio y la población mundiales y el 85% del Producto Interno Bruto del planeta.

Además estarán presentes los titulares del FMI, Dominique Strauss-Kahn, del Banco Mundial, Robert Zoellick, y del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet.

Estados Unidos ha advertido que no deben esperarse medidas concretas. Para la Casa Blanca, el encuentro debería servir para identificar las causas de la crisis, examinar las medidas tomadas para enfrentarla y exponer ideas sobre futuras reformas.

La urgencia está planteada porque la recesión de los países industrializados castigará a las naciones emergentes y en desarrollo debido a la previsible caída del comercio.

Para el presidente brasileño, la dirección de las instituciones financieras como el FMI y el BM deberá integrarse respetando el peso de los países en la economía real del mundo.

Lula ha reiterado sin descanso en las últimas semanas su convicción sobre la necesidad de reformular lo que se ha denominado la "gobernanza financiera mundial".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes