Madoff obligado a hacer trabajo manual en la cárcel

NUEVA YORK ( AFP). El financista Bernard Madoff condenado a 150 años de cárcel por una estafa de 65 mil millones de dólares, la más grande de la historia de Wall Street, cumple más de siete horas de trabajo manual por día en la cárcel donde está detenido, informó hoy lunes el New York Post.

Madoff, de 71 años, fue trasladado la semana pasada de Nueva York a Butner, en Carolina del Norte (este), una de las principales prisiones federales de Estados Unidos, que cuenta con seguridad intermedia y cierto confort.

Según el New York Post, las autoridades " le asignaron un trabajo en la sección de grabados de la cárcel, donde fabrica carteles para escritorios y puertas desde las siete de la mañana a las dos y media de la tarde".

Madoff se está adaptando perfectamente a las condiciones de vida de la penitenciaría, según una fuente citada por el rotativo que tiene un pariente en la misma sección.

Según la misma fuente, la mayoría de los presos lo respetan, aunque algunos hayan mencionado la posibilidad de mostrarse hostiles contra su persona " para ganar notoriedad" en la cárcel por tratarse de un famoso.

" Todo el mundo sabe quién es", dijo la fuente. El financista vive vestido con la ropa habitual de los presos y come sin quejarse la comida de la cantina. Llegado el momento, podrá utilizar las ganancias de su trabajo manual para comprar alimentos en la tienda de la cárcel y cocinar en su propia celda.

La estafa de Madoff consistió en montar a partir de 1979 un " esquema Ponzi" por 65,000 millones de dólares, ofreciendo inversiones con rentabilidad inusualmente alta y financiada con los fondos de los nuevos inversores.

En la sección 1 de la cárcel de Butner hay principalmente otros presos de " cuello blanco" como Madoff, es decir reos que por lo general no fueron condenados por crímenes violentos.

Situada a unos 650 kilómetros de Nueva York, Butner es además conocida en especial por sus instalaciones de asistencia médica, a las que Madoff podrá acceder durante su condena mayor a la esperanza de vida de un ser humano.

La penitenciaría hospeda en total a unos 3,500 detenidos, incluyendo a Omar Abdel-Rahman, el " jeque ciego", cerebro de los atentados de 1993 en el World Trade Center de Nueva York, condenado a cadena perpetua.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes