Madrid reúne datos sobre expropiación de filial boliviana de REE

MADRID ( AFP) El gobierno español está "recabando información" tras la decisión de Bolivia de nacionalizar la empresa Transportadora de Electricidad SA, filial de la gestora de la red eléctrica española REE, que se mostró "sorprendida" por la iniciativa, que Madrid desligó del caso Repsol.

El gobierno está "recabando información sobre los aspectos técnicos y los aspectos diplomáticos", afirmaron a la AFP fuentes gubernamentales, que consideraron que "es un caso distinto" de la expropiación hace quince días del 51% de la petrolera YPF, filial argentina de Repsol, por parte de Buenos Aires.

"Es un caso distinto sin paralelismo con lo de hace quince días", dijeron las fuentes, en referencia a la decisión el 16 de abril de la presidenta argentina Cristina Kirchner de expropiar 51% de YPF, filial de la petrolera Repsol.

Las mismas fuentes señalaron que "esa es la impresión tras haber contactado con las autoridades bolivianas", mientras los ministerios de Industria y de Asuntos Exteriores están reuniendo la información sobre esta expropiación.

Red Eléctrica de España (REE) se mostró, por su parte, "sorprendida" por la iniciativa de La Paz, que no se esperaba, según los medios españoles que citan fuentes de la compañía española.

Contactada por la AFP, ningún portavoz de la compañía estaba disponible para confirmar esta reacción a la iniciativa boliviana.

"Red Eléctrica espera alcanzar un acuerdo con el gobierno boliviano para una compensación adecuada", añadieron los medios españoles.

El presidente Morales nacionalizó este martes la empresa Transportadora de Electricidad SA, regentada por la empresa Red Eléctrica Internacional, filial del Grupo Red Eléctrica de España (REE), alegando la falta de inversiones y ordenó a las Fuerzas Armadas su ocupación.

Según el decreto de la nacionalización de TDE, se hará una evaluación del patrimonio en los próximos 180 días para luego proceder al pago.

Red Eléctrica Internacional, filial de REE encargada de sus inversiones en el exterior, compró por unos 89 millones de euros el 99,94% de las Transportadora de Electricidad SA en 2002, y también cuenta con el 33,75% de la empresa peruana Red Eléctrica del Sur (Redesur).

En 2011, la compañía española ganó 45,7 millones de euros por su negocio internacional, apenas el 3% del conjunto de la empresa, y la mitad procedió de la actividad en Bolivia.

"El impacto es asumible", dijo el economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez, a la cadena pública de información 24 Horas, señalando que, aunque es una "mala noticia" por lo que genera de "distorsión e incertidumbre", "Bolivia no es un país estratégico para España, la estrategia en América Latina se concentra en Brasil y en México".REE es propiedad en un 20% del Estado español a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) mientras que el resto de su capital está principalmente repartido entre grandes fondos de inversión, algunos internacionales, explicó Díez, para justificar el limitado impacto que podría tener la decisión boliviana en pequeños accionistas españoles.

Díez consideró que la decisión de Morales se ha producido en medio de una difícil situación para el presidente boliviano.

Morales promulgó la medida en medio de protestas de sindicatos obreros en La Paz y varias ciudades de Bolivia por un incremento salarial superior al 8% y de médicos y paramédicos que rechazan un decreto que sube la jornada laboral de 6 a 8 horas.

Morales ya utilizó el Día del Trabajador para nacionalizar empresas: en 2006 tomó control de los hidrocarburos, lo que afectó entre otras a la española Repsol; en 2008 expropió las acciones de la firma italiana TELECOM de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones; en 2009 tomó el control de una subsidiaria de British Petroleum; y en 2010 asumió el mando de una firma minera de la suiza Glencore.

Curiosidades, videos, noticias y más de la Copa Mundial ¡AQUÍ!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes