Medio chino dice a EEUU que no presione demasiado en diálogo

Un periódico oficial chino advirtió el martes a Estados Unidos que no exija demasiado a Beijing en las conversaciones para poner fin a su guerra arancelaria, que entraron en su segunda jornada sin que trascendiese información sobre posibles avances.

El gobierno de Donald Trump tiene enfrente a una China cada vez más potente y con sus propias necesidades urgentes, dijo el Global Times, publicado por el gobernante Partido Comunista. Washington "no puede presionar demasiado a China” y debe evitar una situación que “se salga de control”.

Los negociadores iniciaron el lunes un diálogo para zanjar una disputa por las tácticas de desarrollo tecnológico de Beijing, una confrontación que las empresas temen que pueda frenar el crecimiento económico global, pero no hubo signos de que ninguna de las dos partes haya variado su postura.

Trump inició la guerra comercial en julio al subir los aranceles a las importaciones chinas en respuesta a las quejas de que Beijing roba o presiona a las empresas que quieren operar en el gigante asiático para que entreguen su tecnología.

El pasado 1 de diciembre, Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, acordaron demorar la imposición de nuevos gravámenes durante 90 días mientras negocian. Pero los economistas dicen que es un plazo muy corto para resolver los asuntos que han marcado las relaciones entre las dos mayores economías del mundo durante años.

Washington está presionando a Beijing para que realice cambios como dar marcha atrás en los planes gubernamentales para crear empresas líderes en robótica y otros campos. Europa, Japón y otros socios comerciales se hicieron eco de las quejas de Estados Unidos de que esto viola las obligaciones de libre mercado de China.

Funcionarios chinos sugirieron que Beijing podría alterar sus planes industriales pero rechazaron la presión para abandonar una estrategia que los líderes comunistas ven como una vía hacia la prosperidad y a una mayor influencia global. Han intentado reducir la presión para cambios más amplios ofreciendo concesiones comerciales como la compra de más soja, gas natural y otros productos a Estados Unidos.

Según el reporte del Global Times, el crecimiento económico de China supone que puede “llevar a cabo un boicot más intenso” del comercio con su rival si fuese necesario.

Los crecientes lazos comerciales y políticos de Beijing con sus vecinos dificultarán que Washington encuentre "países asiáticos dispuestos a ponerse de su lado y ayudar a contener a China”, apuntó el diario.

Sin embargo, la ralentización del crecimiento económico de ambas naciones está aumentando la presión para que lleguen a un entendimiento.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes